Política

Barletta: "Con la boleta única cualquier famoso puede ganar"

La ley de boleta única, aprobada por la Legislatura y promulgada por el gobernador Hermes Binner, cambia radicalmente la forma de votación ya que obliga al votante a marcar con una lapicera el candidato por el que opta.

Jueves 06 de Enero de 2011

El intendente de Santa Fe y precandidato a gobernador, Mario Barletta, blanqueó su antipatía por el sistema de boleta única que adoptará la provincia a partir de este año porque, según opinó, "cualquier famoso" puede ganar la elección por el solo hecho de serlo.

La ley de boleta única, aprobada por la Legislatura y promulgada por el gobernador Hermes Binner, cambia radicalmente la forma de votación ya que obliga al votante a marcar con una lapicera el candidato por el que opta. En una hoja aparecerán las fotos de los postulantes de todos los partidos para el cargo de gobernador, y en otra hoja las caras de quienes se proponen para intendente en cada ciudad.

Barletta insinuó que la boleta única fomenta el "individualismo" en desmedro de los proyectos políticos. En diálogo con LaCapital, semanas atrás, ilustró: "Cuando en el voto del Frente Progresista aparecía el nombre de Hermes Binner junto al de Barletta o al de Miguel Lifschitz se veía expresado un proyecto. Con la boleta única no, porque aparecerán las caras de cada candidato por cada lado".

La boleta única también fue criticada por el kirchnerismo y en particular por el candidato a gobernador de ese espacio, Agustín Rossi. Parte de la estrategia de Rossi se asienta en la tracción de numerosos intendentes justicialistas desparramados en el interior, que ahora podrían "desentenderse" ya que no aparecerán unidos en un mismo voto con el postulante a gobernador.

Lo mismo que afecta a Rossi parece hacerlo a Barletta ya que, como representante de la UCR en el seno del Frente Progresista, confía en el trabajo de los casi 100 presidentes de comuna radicales que existen.

Quienes parecen estar de parabienes, en cambio, son los senadores justicialistas (casi todos reutemistas) que sancionaron la ley. Como son las caras más conocidas en cada uno de los departamentos casi que se aseguran la reelección.

Al socialismo pareció caerle de perillas la ley (razón por la que el gobernador Binner promulgó y hasta decidió que se aplique en las internas abiertas) porque le sirve para contrarrestar la superioridad territorial del radicalismo.

Así y todo, Barletta dijo no estar amilanado. Dejó en claro que está cerca de cerrar la fórmula con el rosarino Carlos Comi, diputado nacional por el ARI, lo que atraería el acompañamiento de esa agrupación y en especial de Elisa Carrió, de quien es primo segundo.

Apuntó que la situación política actual en la provincia difiere de 2007 "cuando la figura de Hermes Binner era sobresaliente y lo convertía en candidato natural".

"Ahora es diferente -dijo-, y creo que las internas pueden beneficiar al Frente Progresista en la medida en que hay un debate de ideas y así la ciudadanía puede conocer a los candidatos y elegir al mejor".

Consultado sobre las repercusiones que hacia el interior del Frente Progresista pueden tener las diferencias internas del socialismo, Barletta sostuvo que "cada una de las fuerzas políticas que componen el frente tiene que ir resolviendo su situación", y abogó porque se vayan resolviendo como corresponden. "Es lógico que en estos momentos previos existan diferencias, tanto dentro como fuera de los partidos, pero fortalece la construcción política", explicó.

En el socialismo el tironeo se da entre el gobernador Hermes Binner, que propone a su ministro Antonio Bonfatti para que lo suceda, y el sector que lidera el senador Rubén Giustiniani, que aspira a lo propio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario