Política

Aval nacional para que la UCR arme un frente opositor en Santa Fe

Dirigentes radicales de la provincia se reunieron con el titular partidario, Alfredo Cornejo. Las estrategias de poder para este año y el 2023

Jueves 04 de Febrero de 2021

El radicalismo santafesino dio un paso más en su idea de conformar un frente amplio en la provincia con la intención de disputarle el poder al peronismo en las elecciones de medio término y así ir abonando el terreno para ir por el premio mayor: la Gobernación en 2023.

  Ayer, una comitiva radical viajó bien temprano a Capital Federal para reunirse con Alfredo Cornejo, presidente del partido. Tras varias horas de encuentro, los dirigentes santafesinos retornaron al territorio con el aval explícito de la UCR nacional para ir armando un frente que agrupe a la mayor parte de los espacios que son oposición en la provincia.

  La delegación radical representó a todas las variantes en la que se divide la UCR santafesina. Junto a Cornejo se sentaron Maximiliano Pullaro, Santiago Mascheroni, Carlos Fascendini, Darío Boscarol, Felipe Michlig, Hugo Marcucci y Lisandro Enrico.

  “Cornejo dio el aval y ve con expectativas la construcción de un frente político opositor provincial, donde se pueda poner freno al kirchnerismo y le gane a un candidato de (Omar) Perotti, que representa al conservadurismo en la provincia”, dijo Pullaro La Capital tras el encuentro, mientras regresaba a Santa Fe junto con sus correligionarios.

  El diputado provincial y ex ministro de Seguridad está convencido de que la conformación de este frente, aún en gestación, debe ser la plataforma para derrotar al peronismo en un futuro cercano.

  “Es necesario la construcción de un espacio socialdemócrata que piense la provincia para el 2023, pero además que la defienda estos dos años del atropello K. Necesitamos legisladores que reclamen por la deuda que tiene la Nación con Santa Fe, por los subsidios del transporte que nos quitaron para darle al conurbano, que peleé por la obra pública prometida por años”, añadió el dirigente.

Problemas

La idea de los radicales de impulsar el llamado “frente de frentes” tiene varios problemas que resolver. Uno, tal vez el más importante, es convencer al Partido Socialista para que se integre a ese armado.

  Pero el socialismo antes tiene que saldar su liderazgo interno con las elecciones partidarias del 18 de abril. Sea cual fuese el vencedor de esa compulsa, en la que conviven tres sectores, nadie en el socialismo se ve marchando junto al PRO en Santa Fe.

  Los radicales, con la reunión de ayer, solucionaron en parte ese ruido interno de aliarse con sectores de Juntos por el Cambio. De hecho, algunos dirigentes que compartieron reunión con Cornejo trabajan en la Legislatura con espacios macristas.

  ¿También estará la mediática Amalia Granata en ese frente? “No le cerramos la puerta a nadie”, fue la tajante respuesta que dio otro dirigente que participó de la reunión.

  Algunos radicales están en la misión de convencer a Miguel Lifschitz de sumarse a esa mesa amplia y heterogénea. A pesar de que el ex gobernador declaró públicamente que no se ve en un mismo espacio con macristas, los que tienen trato asiduo con él afirman que no cerró la puerta del todo, que le asiste la duda. Además lo quieren para una doble candidatura: primero a senador y luego a gobernador en 2023.

  Para esa misión, que otros radicales califican de imposible, está pautada una reunión en los próximos días.

  También habrá otros encuentros para ir definiendo el programa del “frente de frentes”.

  Llamó la atención, ante tantos radicales, la ausencia de José Corral, quien en las últimos elecciones fue el candidato a gobernador de Juntos por el Cambio. “No estuvo porque no le invitaron. Está aliado con Perotti, le puso varios funcionarios”, cerró con malicia otro asistente a la reunión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario