Política

Argentina insiste ante EEUU por el paradero de Stiuso

La Argentina le reclamó ayer a Estados Unidos información sobre el paradero del espía Antonio Jaime Stiuso, quien pasó a ser denunciado de manera sistemática por el gobierno de Cristina Kirchner tras la muerte del fiscal de la UFI-Amia Alberto Nisman.

Sábado 12 de Septiembre de 2015

La Argentina le reclamó ayer a Estados Unidos información sobre el paradero del espía Antonio Jaime Stiuso, quien pasó a ser denunciado de manera sistemática por el gobierno de Cristina Kirchner tras la muerte del fiscal de la UFI-Amia Alberto Nisman.

   A través de una nota de la embajadora en Washington, Cecilia Nahón, a Alex Lee, secretario asistente adjunto para América del Sur y Cuba, la Casa Rosada acusó a Estados Unidos de “evasivas y demoras injustificadas y dilaciones burocráticas innecesarias que no permiten avanzar en las investigaciones judiciales”.

   “No estamos solicitando que tomen medida alguna en relación al ex funcionario sino simplemente que confirmen si se encuentra en vuestro país y en qué condición migratoria”, sostuvo la nota.

   El gobierno, a través de la nota difundida por Cancillería, explicó que hizo el pedido sobre Stiuso a Estados Unidos ya que el propio abogado del espía había dicho que su cliente estaba en ese país.

   Stiuso es un hombre clave de la ex SI (Secretaría de inteligencia), a la que había entrado muy joven (en la dictadura de Alejandro Lanusse, en 1972) y actuado durante todos los gobiernos de la actual etapa democrática.

   A fines de 2014 fue echado del organismo, que fue reestructurado y quedó al mando de Oscar Parrilli, y pasó a ser considerado abiertamente un enemigo por el gobierno tras el fallecimiento de Nisman, quien antes de ser hallado muerto había denunciado a la presidenta y a otros funcionarios de encubrir a Irán por el atentado a la Amia.

   Según la misiva diplomática, Estados Unidos habría advertido que sin “una orden judicial” no podía levantar “normas de confidencialidad hacia una persona que se encuentra residiendo” en ese país.

   La embajadora calificó esa situación como “una evasiva injustificada” que “no condice con la mentada colaboración que las autoridades de su gobierno manifiestan en relación a las investigaciones judiciales sobre el atentado a la Amia (1994) y al fallecimiento de Nisman”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS