Política

Antes del paro, en la CGT apuntaron contra el gobierno

El gremialista Carlos Acuña admitió que la huelga "no resuelve nada" y reclamó un cambio de rumbo a la gestión de Cambiemos.

Lunes 10 de Septiembre de 2018

Al filo de una nueva huelga general, el triunviro de la CGT Carlos Acuña cuestionó ayer al gobierno nacional y calificó a sus integrantes como "chicos caprichosos". En ese marco, admitió que el paro "no resuelve nada" y reclamó un cambio de rumbo.

"El que tiene que cambiar es el gobierno. Esta política lleva al estado en que se encuentra el país. Los trabajadores perdimos en 2016 más del 10 por ciento del poder adquisitivo. Al año siguiente, se perdió otro 6 ó 7 por ciento. Y en 2018 tenemos a la vista un 42 por ciento de inflación con un 15, 20 ó 25 por ciento de aumentos salariales", enfatizó.

El titular del gremio de empleados de estaciones de servicios admitió: "El paro no resuelve nada porque es una medida constitucional que tenemos para decirle al gobierno «basta, cambien el rumbo, miren cómo estamos»". Y advirtió que "toda la gente está mal".

De todos modos, el dirigente se mostró escéptico con que haya un cambio de política económica. "Son chicos caprichosos, son herederos y no hicieron sacrificio, y la verdad no la conocen. Están en un rumbo equivocado y lo ratifican. Si ellos no tienen problemas después, si les va mal al resto, no les interesa", fustigó.

Acuña también minimizó la posibilidad de ser convocados a una mesa de diálogo al asegurar que "no sirven de nada", porque no implican un cambio de políticas.

"Ellos lo dicen todos los días, van a ratificar el rumbo. Es un problema de ellos. No sirve una mesa de diálogo para conversar, decirte que van a cambiar y, después, no cambia nada. Si la gente no tiene respuestas concretas, no sirven de nada las mesas de diálogo", sostuvo el gremialista.

Por último, de cara a 2019, afirmó que el peronismo "tiene la gran posibilidad" de ganar las elecciones "si es que logra la unidad".

"Pero, después del triunfo, (el PJ) tiene que darle respuestas a la gente, sino no sirve de nada cambiar presidente", explicó.

La CGT había lanzado el paro a fines de agosto pasado y horas después de que el gremio de Camioneros decidiera alejarse de la central obrera.

La medida fue confirmada por Héctor Daer, uno de los triunviros de la conducción, quien adelantó que la huelga será "sin movilización" y dijo que "forma parte del plan de lucha" que viene desarrollando la CGT.

Diferencias

El paro salió a la luz en medio de los tironeos que se registran en los gremios en relación a la forma de vincularse con el gobierno deo Macri.

En ese marco, los denominados gordos (comercio, alimentación y sanidad), independientes (construcción, Obras Sanitarias y estatales) y Catheda, que agrupa a gremios de Energía, rechazaban avanzar con cualquier medida de fuerza.

Poco después del anuncio de la CGT de un paro general, el armado de Hugo Moyano (Camioneros) junto a las dos CTA resolvió profundizar esa protesta contra la política económica del gobierno nacional, al convocar a una huelga de 36 horas.

La medida de fuerza se extenderá el 24 y el 25 de septiembre y estará acompañada con una movilización a la Plaza de Mayo, desde el mediodía de ese martes (ver aparte).

El día del paro general, Macri hablará ante la Asamblea de las Naciones Unidas. El primer mandatario no quería viajar, pero aprovechará su participación en la ONU para concretar una agenda paralela vinculada a las finanzas y la inversión.

advertencia. Carlos Acuña aseguró que la gente "está mal".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario