Política

Aníbal Fernández incluyó a Carrió en la denuncia por extorsión contra Lanata

Fue luego de darse cuenta de que parte de la filmación del informe que lo vinculó con un crimen narco se realizó en el living de la diputada.

Miércoles 05 de Agosto de 2015

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, anticipó ayer que ampliará la denuncia por "extorsión" que presentó tras la difusión del informe televisivo del periodista Jorge Lanata en el que se lo involucra con el tráfico ilegal de drogas y apuntó duro contra la diputada Elisa Carrió por haber cedido su casa para filmar parte de la acusación en su contra.

Según Fernández, esta ampliación de la denuncia, que incluye a Carrió, es porque en el domicilio de la precandidata presidencial de Cambiemos se filmó parte del informe de donde surgieron las denuncias del programa Periodismo para Todos, que se emite por Canal 13.

"Llevan a un señor ligado al narcotráfico y a la mafia de los medicamentos; lo llevaron amistosamente a lo de Carrió dándole notas a los periodistas", afirmó el funcionario al hacer referencia a Luis Salerno, ex socio del fallecido Damián Ferrón, quien vinculó al jefe de Gabinete con el triple crimen de General Rodríguez.

En declaraciones formuladas a la prensa en la Casa Rosada, el ministro coordinador confirmó su decisión al mostrar fotos que revelan que uno de los denunciantes fue entrevistado en un departamento de Carrió, algo que fue ratificado por allegados a la diputada nacional (ver aparte).

El precandidato a gobernador bonaerense por el oficialismo consideró que el que cumple Carrió "no es un papel democrático" y se preguntó si la legisladora "responde a la embajada de Estados Unidos, a la CIA", aunque remarcó que "queda claro que opera en contra del país".

Luego de anticipar las "denuncias penales y civiles" contra los periodistas y los involucrados en el triple crimen, el ministro aclaró que nunca tuvo ningún trato con Martín Lanatta, condenado a cadena perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, ni con Salerno, involucrado en la causa por tráfico de efedrina.

El ex senador aseguró que desconoce los motivos que llevaron a la diputada nacional a "prestar" su casa y deslizó que Carrió es una "agente estadounidense".

"¿Para quién trabaja Carrió? ¿Cuál es la función que cumple en la democracia de los argentinos? ¿Para quién trabaja? ¿Para la embajada de los Estados Unidos, para la CIA? ¿Opera para quién en contra de los intereses de los argentinos?", se preguntó el jefe de Gabinete.

De este modo, el funcionario se refirió a Salerno, socio de una de las víctimas del denominado triple de General Rodríguez, quien en el informe difundido el domingo en el programa Periodismo para Todos lo vinculó con los hechos en el marco de una entrevista —luego se supo— grabada en el departamento de la precandidata presidencial.

La denuncia que presentó anteayer el funcionario nacional y que recayó en juzgado a cargo del juez Norberto Oyarbide incluye a Jorge Lanata, Carrió, Lanatta y Salerno.

Palos a Domínguez. Paralelamente, Aníbal Fernández, consideró que sus competidores internos para las Paso bonaerenses, el diputado Julián Domínguez y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, "fueron a festejar su situación" al programa Showmatch, que conduce Marcelo Tinelli.

En su habitual conferencia de prensa matutina en la Casa Rosada, dijo no haberlos visto, pero añadió, con ironía: "Me llovieron una suerte de unos 30 a 80 millones de SMS de gente tomando Reliveran", en referencia al remedio usado para combatir náuseas y vómitos.

"Se ve que fueron a festejar", expresó el ministro sobre la presencia de ambos en el programa del pasado domingo, en una nueva embestida contra Domínguez-Espinoza, a quienes acusó de haber "financiado" el informe televisivo que lo acusó de ser el autor intelectual del triple crimen.

Además, negó que Domínguez haya intentado comunicarse con él para solidarizarse: "¿Usted cree que es muy difícil comunicarse conmigo? No hubo llamado, no hubo mensaje de voz ni hubo mensaje de texto; ergo, no me llamaron".

Burda maniobra. La embajadora argentina ante la OEA y precandidata a diputada nacional, Nilda Garré, se refirió ayer a la "operación mediática contra Aníbal Fernández, y la calificó como una "burda maniobra de última semana de campaña".

En la misma línea, el dirigente del Movimiento Evita y diputado bonaerense, Fernando Chino Navarro, se solidarizó ayer con Fernández y calificó a la denuncia de "canallesca" porque "es un disparate, es irresponsable, no tiene pruebas, los que denuncian son criminales probados, y porque no aportan absolutamente nada nuevo".

Carrio se quiere ir

Elisa Carrió advirtió que si no llega al 2% de los votos se va del país: “He arriesgado la vida durante 20 años por esta Nación. Si el pueblo vuelve a elegirlos, no voy a estar para defenderlos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario