Política

Aníbal Fernández ganó la interna del FPV pero Vidal fue la más votada

El jefe de Gabinete será el candidato a gobernador bonaerense del oficialismo al imponerse a Julián Domínguez. Felipe Solá obtuvo un buen resultado, cerca de los candidatos oficialistas.

Lunes 10 de Agosto de 2015

Aníbal Fernández se habría impuesto a Julián Domínguez en la interna de la provincia de Buenos Aires, y sumados el Frente se quedó con la victoria. Sin embargo, la candidata macrista María Eugenia Vidal sorprendió y se erigió en la fórmula individual más votada y Felipe Solá también registró una buena elección, al punto de quedar cerca de los candidatos oficialistas.

La clave una vez más para el oficialismo para la candidatura a gobernador en territorio estuvo en las seccionales más populosas del conurbano bonaerense, fundamentalmente en la tercera, que representa algo más de un tercio de los 11,85 millones de ciudadanos habilitados para votar en estas elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso).

La diferencia en torno a los 15 puntos porcentuales que sacó en promedio y sumados Fernández y Domínguez en La Matanza y Avellaneda, duplicaron a Cambiemos (que integran el PRO, la UCR y la Coalición Cívica) en Lomas de Zamora y los 40 puntos de diferencia en otras ciudades como Quilmes explicarían, junto con la diferencia de seis puntos en el cordón norte de Buenos Aires, la victoria del oficialismo.

En este sentido, el jefe comunal de La Matanza y candidato a vicegobernador de Domínguez, Fernando Espinoza, destacó que "más de un millón" de personas habitan ese distrito, donde se "va a decidir quien va a ser nuestro futuro presidente, gobernador e intendente".

Es más, las dos fórmulas para gobernador sumaban al cierre de esta edición unos votos más que Scioli en toda la provincia para las presidenciales.

"En términos políticos y de posibilidad de ser electo, estoy viviendo esto con mucha intensidad", dijo Fernández tras emitir su voto en la Escuela Comercial Nº9 Dalmacio Vélez Sarsfield, ubicada en Moreno 932, en la localidad de Quilmes.

Suficiente avalancha de votos para Aníbal y Domínguez les permitió contrarrestar la mejor performance de Vidal en la mitad de las seccionales bonaerense (cuarta, quinta, sexta y séptima), pero que representan en torno al 22 por ciento del total del padrón electoral. Como era previsible, la candidata macrista ganó en las zonas rurales, desde General Villegas hasta Chivilcoy, desde Chascomús a Necochea y las ciudades ubicadas en el frente marítimo como Bahía Blanca, aunque no La Plata.

De todos modos, el resultado de la actual vicejefa de Gobierno porteño llamó la atención ya que hasta los pronósticos más optimistas la ubicaban con una intención de votos del 29 por ciento.

"Hoy dimos un gran primer paso", sostuvo la dirigente macrista sobre el escenario del búnker de Cambiemos en Costa Salguero, ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Otro dato que surgiría de los resultados provisorios —y de cara a las elecciones de octubre próximo— es que en aquellas localidades en las que lideró las preferencias de la vicejefa porteña fue que a Domínguez le fue mejor que a Aníbal Fernández.

Los intendentes del conurbano bonaerense, viejos lobos de mar, volvieron a jugar por partida doble en la interna del Frente para la Victoria —repartiendo, de algún modo, estructuras en el territorio con ambos candidatos a gobernador. Fueron apenas unos pocos —los más enfrentados dentro del oficialismo— los desbancados, como ocurrió en Merlo, donde la séptima elección fue la vencida para dejar afuera de la partida para el Raúl "Vasco" Othacehé y a Darío Giustozzi en Almirante Brown. En tanto, La Cámpora derrotó a otros históricos intendentes como el de Moreno, Mariano West; en Lanús, donde ganó Julián Alvarez y Ustarroz en Mercedes.

Las inundaciones en La Plata, Pilar y Mercedes no parecieron afectar al Frente para la Victoria, donde se impusieron sus candidatos, más peleado fue el resultado en San Antonio de Areco.

Próxima parada, octubre. Quedan setenta días hasta las elecciones de octubre. De confirmarse que el actual jefe de Gabinete ganó a la interna en el Frente para Victoria deberá lidiar con el alto nivel de imagen negativa que registra lo que le podría poner un techo bajo. Pero, como reconocieron anoche las fuentes consultadas por LaEN_SPACECapital, la peronización de estas que se produjo en la última semana, después de los ataques hacia la figura del quilmeño, seguramente acelerará el aceitado de la maquinaria con los intendentes en el terriotorio.

Queda para los próximos días cómo jugará hacia octubre Felipe Solá, que no hay dudas que hará valer su caudal de votos. Un indicio podría ser la convocatoria que hizo ayer su jefe político al armado de un frente común opositor.

"Nos van a querer adjudicar el rol de árbitros, pero no lo somos: formamos parte del combate", lanzó anoche el ex gobernador bonaerense, quien más tarde agregó: "Nos daban por muertos y demostramos que estamos vivos. Nos levantamos porque insistimos en propuestas y en pedir debate, y vamos a seguir con ese esquema".

Un distrito clave para ser presidente

Daniel Scioli convalidó a la provincia de Buenos Aires como el territorio desde donde buscará llegar a la presidencia en los comicios de octubre con Aníbal Fernández como candidato a gobernador y la expectativa de que el distrito de mayor incidencia electoral sea la plataforma para evitar una segunda vuelta. La diferencia en la provincia que aporta el 37 por ciento del padrón electoral puede inclinar cualquier balanza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario