Política

Aníbal Fernández dijo que la presidenta no debe meterse en la interna de la CGT

"No es un tema que nosotros debamos trabajar o participar, se tienen que ocupar los gremios", aseguró el senador, quien dijo que le da pena que Moyano acuse al gobierno de comprar voluntades.

Lunes 28 de Mayo de 2012

El senador oficialista Aníbal Fernández consideró hoy que la elección del próximo líder de la CGT “no es un tema” en el cual el kirchnerismo deba “trabajar o participar” y sostuvo que son “los gremios” los que deberán “definir y elegir” al conductor de la central obrera.

Fernández afirmó que “la relación (del Gobierno) con la CGT es buena” y que sólo existen diferencias con el camionero Hugo Moyano. Consultado por el programa Baires Directo de Telefé, el ex jefe de Gabinete dijo que en la CGT “se elige con los números: el que tiene más gana y ése es el que tiene que conducir, y el otro tendrá que acompañar de la mejor manera posible”.

“No es un tema que tengo que analizar. Lo puedo hacer en el fuero íntimo y en charlas con amigos, pero no desde el punto de vista público porque, si no, comprometo al poder al que pertenezco, el Legislativo, y de alguna manera al Gobierno, porque dejé de ser jefe de Gabinete hace unos meses y suelo tratar las interpretaciones de la política que va llevando a la práctica la presidenta de la Nación”, explicó.

Para el senador, “no es un tema que nosotros debamos trabajar o participar. Es un tema de los gremios. Los gremios tienen que llegar un determinado día que se fijará, no sé si seguirá siendo el 12 de julio como se había dicho oportunamente, y en ese día definir y elegir”.

“Se elige con los números: el que tiene más gana y ése es el que tiene que conducir y el otro tendrá que acompañar de la mejor manera posible. No es un tema mío, es un tema que tendrá que resolver la CGT”, continuó.

Por otra parte, Fernández aseguró que le da “pena” que Moyano acuse al Gobierno de comprar voluntades de otros sindicalistas, porque “yo siempre he tenido una relación muy buena con él, la sigo teniendo y le sigo teniendo cariño”.

“Pero -dijo- me hace muy mal, me pone mal cuando los dirigentes, en cualquiera de las situaciones, no hablo específicamente de él, porque no le salen las cosas como uno pretende se ponen la gorra, como dicen los pibes, y entran en actitudes policíacas y a sacar un dedo índice y querer apuntar a los demás como que están cometiendo lo que se supone que ellos harían”.

El legislador se refirió de esta forma a que el camionero perdió el control sobre Administración de Programas Especiales (APE), cuyo “último administrador, Christian Asorey, está casado con la hija de Moyano”, indicó.

Ese organismo es el encargado de distribuir recursos a las obras sociales por 1.200 millones de pesos al año para reembolsar los montos más costosos destinados a medicaciones especiales para tratamientos contra el cáncer y sida, y Asorey habría sido removido por supuestas irregularidades que habría detectado la Auditoría General de la Nación.

Fernández sostuvo que “mi abuela Amparo decía 'el ladrón piensa que son todos de su misma condición'. Acá lo que se hizo no fue quitarle controles sino agregarle controles. El APE ahora depende de la Superintendencia de Salud, con lo cual hay más controles todavía que los que tenía antes. ¿Por qué uno tiene que dar explicaciones?”.

Fnalmente, Fernández aseveró que le “llama la atención por qué él se comporta de esa manera y no puede explicar con anterioridad por qué se harían esas cosas, si es que se hacían, porque no me consta que eso sucediera”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS