Política

Aníbal dijo que con la carta firmó su "acta de defunción"

El ex jefe de Gabinete ya se ve afuera de Unidad Ciudadana, el espacio al que había calificado como construcción berreta

Jueves 16 de Noviembre de 2017

Aníbal Fernández salió a aclarar ayer que quiere continuar al lado de Cristina Fernández de Kirchner después de los duros conceptos que sostuvo el martes en una explosiva carta contra la ex presidenta. Sin embargo, reconoció que "seguro es mi acta de defunción" por el rebote que tuvieron sus críticas a la nueva construcción política que busca impulsar el kirchnerismo en Unidad Ciudadana.

El ex jefe de Gabinete kirchnerista hizo su primera intervención pública después de dar a conocer el texto en el que se diferencia fuertemente del actual armado político de Cristina. "Hice lo que siento, busqué hablar esto mil veces y nunca tuve oportunidad", precisó.

En ese sentido, Fernández explicó: "Hay un montón de compañeros que están disgustados con muchas cosas, porque enfrentamos un gobierno de profesionales en hacer campañas, que no ahorran un centavo en tapar la catástrofe que están haciendo y descalificar al otro, y necesitamos mayor profundidad para afrontar esto".

"Yo sigo creyendo en Cristina, estoy convencido de que es el mejor cuadro de la Argentina y la única que puede dar vuelta esta catástrofe", siguió. El ex funcionario dejó en claro que no quiere irse de Unidad Ciudadana: "Escribí esta carta porque creo en ella y porque no me voy de acá, intenté mil veces hablar esto y nunca tuve oportunidad".

Sin embargo, el ex funcionario reconoció que "seguro esta carta sea un parte de defunción, sé que a muchos no les ha caído nada bien y no lo ven de la misma forma que yo".

En la carta, Fernández planteó que había "leales presos y traidores que disfrutan de las mieles de su entrega" y que se había dejado de lado a "muchos dirigentes estigmatizados".

Ahora, Fernández aclaró que hablaba, incluso, de él mismo. "Yo me siento un dirigente estigmatizado y si eso ha pasado es porque he puesto el cuerpo cientos de veces y eso tiene que ser reconocido", dijo.

En su catarata de críticas a Unidad Ciudadana, el ex funcionario sostuvo que "hay algunos que están por leales pero no les conviene ser desleales. Y hay gente que ha hecho mucho daño al peronismo y sigue ahí. No sé qué están buscando cuando los convocan si no te pueden aportar ni medio voto".

Por último, habló de la situación judicial que atraviesan muchos ex funcionarios kirchneristas y dijo que "en realidad todos vivimos en una libertad condicional porque hoy buscan una excusa y te mandan a la policía a tu casa para detenerte".

No es la primera vez que Fernández cuestiona a la conducción de su espacio. Después de la detención de Julio De Vido y Amado Boudou, el ex jefe de Gabinete pidió que los dirigentes de su partido dejaran de "hacerse los pelotudos". El fin de semana intentó además visitar en el penal de Marcos Paz al ex ministro de Planificación, pero no logró la autorización de la Justicia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario