Política

Allanaron la casa de la madre de Nisman y se llevaron un arma calibre 22

El procedimiento se realizó tras la declaración de Sara Garfunkel. La jueza del caso ratificó a la fiscal Viviana Fein. La pistola es idéntica a la que el técnico Diego Lagomarsino le dio a Nisman

Miércoles 15 de Abril de 2015

La jueza de instrucción Fabiana Palmaghini y la Policía Federal allanaron ayer la casa de Sara Garfunkel, la madre de Alberto Nisman, y de una baulera retiraron una pistola Bersa calibre 22 que sería del fallecido fiscal.

Fuentes judiciales informaron que el procedimiento se produjo luego de que Garfunkel declaró durante cuatro horas ante la fiscal Viviana Fein y le contó que, revisando cosas de su hijo, había encontrado un arma.

Entonces la fiscal le solicitó a Palmaghini que realizara el operativo en la vivienda de Garfunkel —en Roosevelt al 2500 de la Capital Federal—, lo que fue aprobado por la magistrada, que encomendó el procedimiento a la División Homicidios de la Policía Federal.

Los voceros dijeron que Nisman tenía declaradas dos armas a su nombre, una pistola Bersa calibre 22 y un revólver calibre 38, por lo que la encontrada sería propiedad del fiscal.

La pistola es idéntica a la que el técnico informático Diego Lagomarsino le dio a Nisman el día antes de ser encontrado muerto el fiscal y desde la cual salió el disparo que lo mató.

Las fuentes señalaron que la fiscal le quiso preguntar por la cuenta que la mujer compartía con su hija y con Lagomarsino en el banco Merrill Lynch de Nueva York, y de la que Nisman era apoderado, pero la madre del fiscal se excusó de contestar.

Garfunkel explicó que hay una denuncia penal para investigar esa cuenta y que lo que pudiera contestar podría ser autoincriminatorio.

En tanto, se confirmó que el próximo 27 de abril comenzará la junta médica entre peritos oficiales y los de la querella de Sandra Arroyo Salgado, jueza federal y ex mujer de Nisman, para determinar si el ex fiscal se suicidó o si fue asesinado.

Todas estas novedades se dieron después de que la jueza Palmaghini ratificó a Fein al frente de la investigación por la muerte del ex titular de la UFI Amia, lo cual habilitó la realización de la pericia criminológica.

La jueza rechazó por "inadmisible" la apelación que planteó Arroyo Salgado contra el rechazo a su recusación de Fein.

Pero Arroyo Salgado criticó nuevamente a Fein al aseverar que "tiene un interés manifiesto" en el resultado de la pesquisa, con la intención de imponer la teoría de un suicidio.

La medida de Palmaghini removió uno de los últimos obstáculos para que Fein avance con pericias criminológicas e informáticas y la junta médica para determinar cómo murió el fiscal.

Planteos. La jueza también desestimó el planteo de "nulidad" que Arroyo Salgado había impetrado contra la convocatoria de Fein a un peritaje "criminalístico", cuyo punto de partida debió ser una inspección ocular prevista para el pasado lunes en el edificio Le Parc de Puerto Madero, suspendida hasta que se resolviera esta instancia procesal.

Igual Arroyo Salgado apuntó otra vez a Fein y dijo que "toda su investigación se orienta fundamentalmente hacia acreditar un suicidio y no se toman las medidas de prueba decisivas para avanzar en despejar si fue un homicidio o un suicidio".

"Se entretiene recibiendo testimoniales", dijo, y puso como ejemplo de esa aseveración que la fiscal "estuvo una semana entera recibiendo a chicas que pudieron salir con Nisman".

"Yo no tengo problema, en tanto sirva para despejar si esto fue un suicidio o un homicidio", aclaró, pero sostuvo que "hay un deber de actuar con objetividad" para cualquier juez y fiscal que "no debe buscar un resultado determinado".

"Yo le dije a la fiscal en la audiencia de recusación que ella no representa los intereses de mis hijas ni de la familia y entiendo que no representa los intereses del 80 por ciento de la sociedad que no cree que esto haya sido un suicidio", sostuvo.

Arroyo Salgado reveló que Palmaghini le pidió tres veces a Fein que hiciera la prueba del disparo con la misma pistola Bersa que mató a Nisman para ver si deja rastros de pólvora en la mano. "Ella eso no lo hace (...) dijo que no lo repetía porque se interiorizó y era muy difícil de repetir en las mismas condiciones. Esto no está escrito en el expediente; lo alega ella. Es una afirmación dogmática de ella", indicó.

También cuestionó que Fein no haya permitido la pericia del Luminol, que detecta rastros de sangre, en todos los baños y griferías del piso de la casa de Nisman.

Poner trabas. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó ayer que la jueza de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, “no ha parado de poner trabas” en las investigaciones sobre la muerte de su ex marido, el fiscal Alberto Nisman. El funcionario nacional insistió que para ella “la única figura que calza es la del homicidio” para poder “reclamarle al Estado sumas siderales”.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario