Política

Alfonsín pide que Binner cumpla el "compromiso" con el radicalismo

El precandidato a la Casa Rosada apura al PS para que acepte integrar una fórmula nacional. No contempla ni como hipótesis que el gobernador sea postulante a la Presidencia.

Miércoles 18 de Mayo de 2011

Ricardo Alfonsín lucha contra dos obsesiones: la abstinencia de tabaco y la renuencia de Hermes Binner a aceptar la candidatura a vicepresidente de la Nación. Llegó a Rosario para apoyar la postulación a gobernador de Mario Barletta (y al resto de la grilla ucerreísta) en un encuentro que se realizó en el Salón Terrazas de la Estación Fluvial. Luego del acto, el precandidato presidencial dialogó a solas con LaCapital.

-¿Cuál es su pronóstico sobre las elecciones internas en Santa Fe?

-Hace un mes y medio vine a recorrer la provincia con Barletta y hoy hago lo mismo. Aspiro a que Barletta sea el ganador.

-¿Le sorprende la actitud del socialismo, que se muestra poco renuente a compartir una fórmula con usted en calidad de vicepresidente?

-No están renuentes, tienen la misma posición que fijaron hace tres meses. Nos dijeron que no podían definir la participación en la fórmula hasta tanto se superaran las primarias en Santa Fe. Pero bueno, ya estamos muy próximos. Después del domingo recomenzaremos con las conversaciones.

-¿Pero hasta cuándo va a esperar una definición?

-No necesito... Creo que cuando antes tengamos la fórmula, mejor. Eso nos permitiría hacer campaña y definir otras cosas que dependen de la fórmula. Necesitamos tener programas, saber a qué nos dedicaremos como políticas de Estado. También el hecho de que esté definida la fórmula permite abrir canales de diálogo con otros partidos políticos, hacer una agenda internacional, fijar prioridades. Si seguimos dando tiempo, seguiremos dando ventajas. Si nosotros esperásemos mucho más para definir la fórmula con los socialistas, le estaríamos dando ventaja al Frente para la Victoria.

-Los socialistas son taxativos en un punto: para ellos no hay acuerdo posible con usted si el frente incluye a De Narváez y al PRO.

-Le aclaro que al PRO no le hemos propuesto nada. A los socialistas se les dice que el Peronismo Federal va a integrar un acuerdo nacional, pero nosotros nunca hablamos en esos términos. Lo que planteamos es la posibilidad de que en la provincia de Buenos Aires se conforme un frente que tenga por objeto disputar el gobierno de provincial, pero que para nada condicionaría el frente a nivel nacional. De modo que no existe contradicción entre lo que decimos nosotros y lo que sostiene el socialismo.

-El socialismo dice que jamás iría en contra de Margarita Stolbizer en provincia de Buenos aires. Traducido: no aceptará tampoco un frente distrital con la centroderecha.

-Pero ese es el socialismo de la provincia de Buenos Aires. Sí, tiene razón, han dicho eso. Pero quiero hacer una aclaración. La crisis de los partidos se manifiesta con esta tendencia de la dirigencia a hacer declaraciones por los medios de comunicación cuando en verdad deben ser debatidas en los partidos. No me quiero sumar a eso. Pero el socialismo se apresuró; debe rever su posición. Parece que el socialismo ni siquiera aprendió de la experiencia del Frente Progresista en Santa Fe. Acá no se reúnen tradiciones políticas idénticas, hay también otras tradiciones que están un tanto más alejadas del socialismo y del radicalismo, y que crearon un frente que es capaz de ganar las elecciones.

-¿Necesariamente su compañero de fórmula tiene que ser socialista o puede acordar con alguien de otro signo?

-Necesariamente no, pero sería lo ideal.

-¿Y si no es Binner, a quién le gustaría?

-Que lo decidan los socialistas. Yo tengo mi gusto y mis convicciones, pero sería una falta de respeto meterme en eso. Yo nunca dije "mi candidato a vicepresidente es Binner".

-¿Pero si no es el socialismo, qué partido se integraría a la fórmula?

-Yo quiero que sea el socialismo, sería lo ideal. El radicalismo y el socialismo garantizamos la creación de un espacio que se identifica con una concepción socialdemócrata moderna.

-Pero los socialistas recién tienen previsto decidir el 4 de junio y en un congreso partidario qué harán. Y ahí le pueden decir que en realidad tienen que esperar el resultado de las elecciones generales en Santa Fe...

-No creo que vaya a ocurrir eso. Los socialistas primero nos pidieron que dirimiéramos la interna entre nosotros, los radicales, y lo hicimos; después que esperásemos hasta el 30 de abril para que defina Cobos su situación, también lo hicimos. Ahora, como también lo pidió el socialismo, estamos esperando que definan su interna en Santa Fe. Me imagino que ahora podremos avanzar en la definición de cómo vamos a encarar las elecciones.

-¿El radicalismo condiciona su continuidad en el Frente Progresista santafesino a que el socialismo integre una coalición a nivel nacional?

-No. Son realidades distintas.

-Pero se puede dar un hecho muy confuso si es que Binner no sella un acuerdo con usted. Se van a mezclar las campañas nacional y provincial con alianzas cruzadas.

-¿Y a quién va a acompañar Binner; a qué fórmula?

-Puede ser candidato a presidente, si gana Bonfatti.

-En ese caso tendrá que reunirse la Unión Cívica Radical y decidir qué hacer. Pero yo a esa hipótesis no la manejo. Eso es improbable. Tenemos el compromiso por parte del socialismo de que van a integrar el frente. Lo único que no le exigimos al socialismo es el nombre de quién va a ir en la fórmula.

Calma radicales

Ricardo Alfonsín mantuvo un entredicho con un periodista que puso en duda su “progresismo”. Preguntó de qué medio era el cronista, alguien le susurró al oído y embistió. “Debería saber que hay un dirigente que se llama (Pablo) Zancada, que no está en la UCR”. El ex diputado Zancada pertenece al socialismo y fue acusado de “procesista”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario