Política

Alberto y Cristina reafirmaron la unidad frente a una multitud

La vicepresidenta dijo que "lo colectivo es más importante que lo individual". El presidente arengó: "Volvimos y seremos mejores".

Miércoles 11 de Diciembre de 2019

"Han pasado cuatro años difíciles, volvimos y seremos mejores, a trabajar". Frente a una verdadera multitud, el presidente Alberto Fernández convocó a sumarse a una "nueva epopeya" de terminar con el hambre en el país y construir una Argentina en la que "los únicos privilegiados serán los que hoy la están pasando mal". Minutos antes, Cristina le había entregado un auditorio en ebullición: "No se preocupe por la tapa de un diario, preocúpese por llegar al corazón del pueblo, que nunca lo va a traicionar", dijo a su compañero, a quien le recordó que "lo colectivo es más importante que lo individual".

La fórmula que venció en las elecciones presidenciales de octubre, asumió con un acto multitudinario. En un escenario frente a la Casa de Gobierno, Alberto y Cristina exhibieron el camino de la unidad que los llevó al triunfo. "Gracias a Dios que me cruzó en el camino de Néstor", enfatizó el presidente. "Uno es más grande cuando es parte de un todo", arengó la vicepresidenta.

Recordó que la construcción del Frente de Todos "no fue magia" sino la "unión de millones de voluntad que creen que posible vivir en un país mejor". Una voluntad a la que los dirigentes le aportaron la "memoria histórica" y una dosis de "humildad".

"Tengamos memoria, aprendimos que con nuestra división ellos se hicieron más fuertes", completó Alberto, quien llamó a "imponer la solidaridad" sobre la cultura del individualismo, que dominó culturalmente la sociedad argentina en los últimos cuatro años.

Años que fueron "muy difíciles, especialmente para Cristina", recordó el presidente. "Años muy duros para quienes sufrieron persecución y humillación, pero en los que siempre me sentí muy acompañada por ustedes", acotó la vicepresidenta.

Por eso, le recomendó a quien liderará los destinos del país que "confíe siempre en su pueblo, que lo convoque cada vez que se sienta solo, porque no lo va a traicionar". También lo elogió por haber ordenado quitar las rejas de la Plaza de Mayo y consideró un "muy buen augurio el mensaje que le dio a su pueblo" en la asamblea legislativa.

Fernández cabeceó el centro. Reafirmó que no tiene dudas sobre "a quién tiene que representar". Enumeró a "los que sufren, los que quedaron sin escuela, los que deambulan por las ciudades buscando un techo bajo el que dormir".

También le apuntó, como lo hizo en la mañana, a la persecución política a través de tribunales. "Debemos poner de pie un sistema judicial que no nos avergüence, que no se utilice para perseguir opositores", señaló y prometió: "Se terminaron los operadores judiciales y los operadores de inteligencia".

Cristina lamentó que el gobierno saliente "dejó un país devastado, tierra arrasada". Alberto dijo que ahora se "dará vuelta una página de la historia" y que en la Argentina que viene "los únicos privilegiados serán los que en estos años la pasaron mal".

Cristina rememoró su despedida de hace cuatro años, frente a una multitud en la misma plaza. "Dije en aquel momento que lo que pasó entre 2003 y 2015 no fue magia, que hoy estemos aquí tampoco fue magia".

"No se preocupe por la tapa de un diario sino por llegar al corazón del pueblo", le dijo Cristina a Alberto en el acto

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario