Política

Agustín Rossi dijo que no duda de la "honorabilidad" de Hebe de Bonafini y defendió a De Vido

El precandidato a gobernador de Santa Fe por el kirchnerismo sostuvo que el ministro de Planificación Federal adoptó “todos los controles” al girar fondos para el plan de viviendas sociales Sueños Compartidos, implementado por la fundación Madres de Plaza de Mayo.

Domingo 19 de Junio de 2011

Buenos Aires.- El precandidato a gobernador de Santa Fe por el kirchnerismo, el diputado Agustín Rossi, defendió hoy al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, al sostener que adoptó “todos los controles” al girar fondos para el plan de viviendas sociales Sueños Compartidos, implementado por la fundación Madres de Plaza de Mayo.

En la misma línea, dijo no dudar de la “honorabilidad” de la presidenta de esa entidad, Hebe Pastor de Bonafini, al volver a apuntar al ex apoderado de la fundación Sergio Schoklender y reclamar que “la Justicia actúe los más rápidamente posible para saber cuáles son las culpabilidades” de los imputados en la causa por el presunto manejo irregular de recursos estatales.

“No tengo ninguna duda de que se han tomado en cuenta todos los controles, todas las previsiones dentro de lo que la ley prescribe”, enfatizó Rossi al defender a De Vido.

El ministro de Planificación Federal y el subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala, están acusados de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Las sospechas radican en dos contratos de construcción de viviendas de Madres de Plaza de Mayo que, según los primeros pasos de la pesquisa del juez Marcelo Martínez de Giorgi, responsabilizan por el control de las obras a la Nación, además de provincias y municipalidades.

No obstante, Rossi sostuvo hoy que “los fondos” destinados al plan Sueños Compartidos “se manejaron absolutamente en forma descentralizada: los convenios se firmaban entre la Nación y las autoridades distritales. La mayoría de los fondos de Planificación se maneja de manera descentralizada en gobernaciones y municipios”.

Martínez de Giorgi instruye su causa en paralelo a la de su colega Norberto Oyarbide, quien investiga la ruta de los 765 millones de pesos que administró, entre otros, Schoklender para el programa de viviendas sociales.

“En Argentina, nadie tiene coronita”, respondió Rossi cuando se le preguntó hoy por radio Mitre si consideraba que el ex apoderado debía ir preso, aunque aclaró que “eso lo debe definir la Justicia”, a la que reclamó que “actúe los más rápidamente posible para saber cuáles son las culpabilidades”.

Por último, dijo no dudar de la “honorabilidad” de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo. “Todos sentimos una profunda tristeza por lo que significan las Madres y por lo que significa Hebe. Yo no dudo de la honorabilidad de Hebe, de sus convicciones y del sentimiento que la llevó a impulsar este plan de viviendas con tanta pasión y tanto ahínco”, concluyó. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario