Política

Advierten que "es inevitable" la intervención federal a la provincia

El fiscal general ante la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, Gustavo Gómez, consideró ayer que el conflicto en torno a las elecciones en esa provincia "va para largo".  

Sábado 19 de Septiembre de 2015

El fiscal general ante la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, Gustavo Gómez, consideró ayer que el conflicto en torno a las elecciones en esa provincia "va para largo", con lo cual la intervención del gobierno nacional "es inevitable". Responsabilizó al gobernador José Alperovich de estar "provocando que se llegue" a esa situación.

Gómez estimó que "hubo fraude" en los comicios del 23 de agosto pasado en Tucumán (consideradas nulas por la Cámara en lo Contencioso Administrativo) y una "clara violación de un derecho fundamental de los ciudadanos de elegir y ser elegidos, conforme lo establecen los pactos internacionales".

"Hablamos de violaciones a los derechos humanos fundamentales establecidos en el Pacto de San José de Costa Rica, no estamos hablando de cualquier nimiedad", subrayó.

Acerca de si interpretaba que en los comicios tucumanos hubo "fraude", el fiscal respondió: "Seguro que sí. Comienza en 2006, cuando la Constitución provincial elige un sistema de acoples que permite tener 25 mil candidatos, es decir un postulante cada cuatro votantes".

Lo que viene. El funcionario consideró que la controversia planteada en torno a esos comicios "va para largo y motivará la intervención (federal), por más que la Corte Suprema de Justicia de Tucumán diga que el fallo de la Cámara sea nulo".

"Alperovich está provocando que se llegue a la vía de la intervención", advirtió el fiscal. Y, al recordar que la "Legislatura no quiere saber nada con la ley de acefalía", insistió en afirmar que frente a ese panorama el remedio federal es "inevitable".

La intervención —repitió Gómez— "está pedida prácticamente por el gobierno local". Luego indicó que, "por más que la Corte tucumana revoque esos fallos (por la nulidad), ante el recurso de Casación que seguramente interpondrá la oposición para el alto tribunal de la Nación, la medida sigue vigente porque fue consentida".

"Y, como el efecto es suspensivo, no modificará el statu quo hasta que haya un fallo definitivo de la Corte nacional", prosiguió.

El fiscal evaluó, asimismo, algunos escenarios posibles: "Si la Corte nacional decide tomar el caso y no lo plancha con el 280 se prolongará obviamente más el plazo para definir quién será el próximo gobernador" de Tucumán.

"Si la Corte —siguió Gómez— decide que no es competente en esa cuestión, obviamente se archivará, y aquí lo que valdrá es el fallo de la Corte de Tucumán".

Sin embargo, alertó que el alto tribunal provincial "no va a fallar por un buen tiempo porque el problema es que, de los cinco integrantes, cuatro se bajan o serán recusados por distintos motivos".

En ese sentido, mencionó el caso del "fiscal de Estado, que es el que interpone el recurso de Casación en nombre del gobierno tucumano y es hermano de uno de los ministros de la Corte".

"Y así otros casos similares, con lo cual iremos a un sistema de sorteo entre los presidentes de las distintas cámaras. En definitiva, esto va para largo y motivará la intervención" de Tucumán, sentenció.

En esa línea, Gómez sostuvo que la situación "no es tan grave para el ciudadano de a pie" y dijo que el gobierno nacional podría nombrar "un interventor del mismo signo político, e incluso al propio Juan Manzur".

UCR: "El oficialismo quiere ganar a toda costa"

La convención nacional de la UCR emitió ayer un duro documento contra el oficialismo al acusarlo de operar "una maquinaria estatal corrupta dispuesta a ganar a toda costa", al tiempo que convocó a "controlar y fiscalizar todas las etapas del proceso electoral" del 25 de octubre próximo.

A su vez, el candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, solicitó no entrar "en el juego sucio que propone el kirchnerismo", en alusión a la situación en Tucumán, en el marco de una recorrida proselitista por Jujuy junto al radical Gerardo Morales (candidato a gobernador de esa provincia) y el presidente de la UCR nacional, Ernesto Sanz.

De acuerdo a lo denunciado por el órgano radical, los comicios en La Rioja y Tucumán "han desnudado" la existencia de "regímenes electorales fraudulentos destinados a mantener la hegemonía política de los gobernantes del Frente para la Victoria (FpV)".

"La reacción cívica del pueblo tucumano, agotado de tanta manipulación y de la corrupción de sus gobernantes, desnudó el problema que deberemos confrontar en octubre: el continuismo del FpV. Buscarán construir mayoría a cualquier costo para imponer su relato único y quedarse en el poder. Valga como ejemplo su reacción frente a la anulación de las elecciones en Tucumán", advirtió.

En un extenso comunicado titulado "Tucumán enseña: defender la soberanía popular y la pureza del sufragio", firmado por la titular de la convención, Lilia Puig de Stubrin, la UCR aseguró que "no hay en muchos territorios provinciales plena libertad de expresión ni de asociación".

Además, aseveró que hay administraciones provinciales que "controlan los medios de comunicación y deciden lo que los ciudadanos pueden saber", e incluso señaló que "asociarse a un partido contrario al gobierno implica la pérdida del empleo público y, en algunos casos, hasta se pone en riesgo la propiedad privada y los derechos básicos".

"Los sistemas electorales hacen el resto para evitar el triunfo de los opositores: leyes de lemas, colectoras y técnicas que, con diversos artilugios, otorgan más escaños a los territorios en los que ganan los oficialismos y menos donde ganan los opositores", resumió.

Por eso, la UCR alertó que la elección de octubre es "crucial para la vigencia del régimen democrático en el país".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS