Cuadernos de las coimas

Aceptan como arrepentida a la viuda de Muñoz

El juez federal Claudio Bonadio homologó ayer el acuerdo por el que Carolina Pochetti, la viuda del ex secretario presidencial Daniel Muñoz, se convirtió en la nueva arrepentida de la causa de los cuadernos, aunque seguirá presa, informaron fuentes judiciales.

Miércoles 30 de Enero de 2019

El juez federal Claudio Bonadio homologó ayer el acuerdo por el que Carolina Pochetti, la viuda del ex secretario presidencial Daniel Muñoz, se convirtió en la nueva arrepentida de la causa de los cuadernos, aunque seguirá presa, informaron fuentes judiciales.

Antes de la homologación del acuerdo de Pochetti fue detenido su ex abogado, Miguel Angel Plo, también acusado de participar del entramado de lavado de dinero que se le adjudica a quien fuera secretario del fallecido presidente Néstor Kirchner y su entorno.

La defensa de Pochetti no solicitó su excarcelación con el objetivo de dar lugar a que el juez y a los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli avancen con la corroboración de la veracidad de los dichos, indicaron fuentes con acceso al expediente.

La viuda de Muñoz respondió ayer en Comodoro Py preguntas durante más de tres horas ya que el magistrado tenía algunas dudas sobre la declaración que había brindado la mujer la semana pasada como arrepentida.

Pochetti está detenida desde el 24 de octubre, acusada de ser una de las protagonistas de las maniobras realizadas para esconder en Argentina y el exterior más de 70 millones de dólares que su marido no podía justificar.

En su primera declaración en la causa, Pochetti había asegurado que desconocía el origen de los fondos con los que su marido compró propiedades en Miami y Nueva York.

"Pasó por arriba aquella primera declaración. Dijo todo lo que sabe desde el principio hasta ayer", informaron ayer fuentes judiciales, que detallaron que pidió protección para sus dos hijos.

El vínculo de Pochetti con la causa de los cuadernos de las supuestas coimas surge de que su fallecido esposo aparece de manera reiterada en los escritos del arrepentido chofer Oscar Centeno, quien trabajaba para el ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta.

En sus escritos, Centeno identificó a Muñoz como quien trasladaba bolsos con dinero a la quinta de Olivos y al edificio de la calles Juncal y Uruguay, donde tiene un departamento la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Por otra parte, en la madrugada de ayer fueron detenidos el abogado Plo (ex defensor de Pochetti) y su yerno Federico Zupivich. Ambos ya habían sido indagados por el juez en el caso pero en aquel momento no se dispuso su detención, algo que habían pedido los fiscales.

El rol de Plo en la trama de lavado de dinero por 70 millones de dólares que se adjudica a Pochetti y su entorno fue uno de los temas sobre el que habló otro arrepentido, el ex secretario de Hacienda de Santa Cruz en la gobernación de Kirchner, Juan Manuel Campillo.

"Miguel Plo era la cabeza de todo esto. El fue el encargado de serrucharme el piso", sostuvo Campillo en su declaración como arrepentido cuando ubicó al abogado en lo más alto de la estructura de supuesto lavado de dinero.

Campillo sigue detenido en el caso porque el juez se negó a excarcerlarlo a través de un fallo que fue apelado y sobre el que ahora deberá expedirse la Cámara Federal porteña.

Plo fue subsecretario de Política Penitenciaria y Readaptación Social bonaerense en el año 2000, durante la gestión del entonces gobernador Carlos Ruckauf.

El abogado detenido fue mencionado por distintos arrepentidos de la causa de los cuadernos, entre ellos por la agente inmobiliaria marplatense, Elizabeth Ortiz de Municoy, quien aseguró que el abogado la había amenazado de muerte.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});