Política

A cuentagotas, Perotti va definiendo su equipo de gobierno

Anunciará su elenco ministerial en los próximos días. Preocupación por la situación financiera y social en la provincia.

Domingo 17 de Noviembre de 2019

El periodista rosarino Leonardo Ricciardino se convirtió en el mediodía del viernes en el primer nombre oficialmente confirmado por el gobernador, Omar Perotti, para el elenco que lo acompañará desde el 11 de diciembre cuando se convierta en el primer peronista en retornar a la Casa Gris como titular del Poder Ejecutivo después de la docena de años que ocuparan gobernadores socialistas.

   Perotti le confirmó a La Capital que hace dos meses terminó de delinear la totalidad de su gabinete y que, efectivamente, tendrá menos volumen cuantitativo que los usados por los socialistas. No dice aún cuantas carteras menos serán pero todos dan por sentado que una iniciativa para modificar la ley de Ministerios iría a la brevedad a la Legislatura.

   Es verdad que las reuniones de transición están algo más que raleadas (al menos en la mesa del pleno de ambas partes) porque en algunas áreas específicas se han seguido juntando los funcionarios salientes y entrantes manteniendo intercambio informativo. En otras eso no pasó ni una vez siquiera, hasta ahora.

   Que el (increíblemente) largo proceso de transición entre socialistas peronistas resultara tan árido no era algo esperado por la sociedad. Y, es de creerse, que tampoco por su dirigencia política.

   No obstante, ello no debería ser óbice a la más elemental cortesía que es habilitarle a un gobierno entrante la primera herramienta que le permita delinear gestión: las modificaciones que requiera a la ley de Ministerios para poder designar a su elenco de colaboradores.

   Perotti no está concediendo entrevistas a la prensa. Lo que no quiere decir que no converse e intercambie impresiones con los actores de cada rincón del quehacer provincial. Más escuchando que hablando, fiel a su estilo.

   Tres razones lo animan a ese hermetismo. La primera de ellos es la situación financiera que heredará en la provincia que lo pondría en una necesitada emergencia para lo cual requiere concentrarse en los pasos iniciales en la materia. ¿Habrá revisión y eventualmente revocatoria de los nombramientos que los socialistas niegan estar haciendo y que los peronistas aseguran que si?

Exposición

La segunda es que busca evitar exponer los nombres que ha designado al esmerilado que en los siempre mentados manuales de la política dicen que acontece con todo quien asoma la nariz antes de tiempo.

   A Perotti le preocupa la deuda financiera “que pone en duda la existencia de recursos para sueldo, aguinaldo, de diciembre, enero y febrero y con una altísima deuda flotante” pero asegura que lo que lo desvela es que le “dejan a Santa Fe con un indicador de pobreza que supera la media nacional. Esa es una de las cosas más duras para una provincia como la nuestra y eso, además de doloroso demandará una tarea tremenda. Y, no se dice”.    Esta actitud parece ir en sintonía con las declaraciones de algunos legisladores del peronismo que desde hace semanas recriminan públicamente al gobernador, Miguel Lifschitz, haberse puesto el traje de opositor siendo todavía el responsable del oficialismo.

   Así las cosas y como todos el mundo en los microclimas que rodean a la vida política, mediática y partidaria ha naturalizado, no habría anuncio estelar de gabinete.

   Los nombres irán apareciendo. Y aunque de algunos ya se hable con otros no habrá aciertos. La revelación será a cuentagotas, en el transcurso de los próximos 20 días. Casi se podría apostar cual sería el área que verá anunciado su titular entre los últimos.

   Una tercera razón del silencio optado por Perotti es eludir las internas. Ya sea las que prematuramente les presente el socialismo mientras sangra por la herida, los propios peronistas mientras siguen los aprestos de acomodamientos, las de radicales y socialistas por ver quien lidera la oposición. ¿Cuestión en la que Perotti hace alguna clase de guiño al comunicarle a los suyos que tiene decidido volver a verle la cara a su antecesor recién el día en que éste le traspase los atributos del mando o al haberse reunido mas veces con Pablo Javkin que con Lifschitz desde que ambos fueron electos?

   Como fuere, el viernes cuando este diario dialogó con el mandatario electo quedó develada la conducción de la primera área del futuro Ejecutivo: la comunicacional.

   Leonardo Ricciardino, como vocero del gobierno. “Del gobierno, no del gobernador”.

   La triada que irá a la secretaría de Información Pública se completa con el periodista corondino que regresa junto a Perotti desde Buenos Aires, Mariano Raimondi, y Miguel Altamirano quien conducirá la relación con los medios.

   Estos dos últimos nombres ya venían siendo mencionados con insistencia y menos amplio era rumor que señalaba al ex colega de La Ocho como uno de los elegidos hasta que él mismo, este viernes por la tarde, oficializó su nueva función desde sus redes sociales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS