Policiales

Zona oeste: Tres detenidos por asaltar a un padre y sus hijos mientras pescaban

Tienen 15, 17 y 21 años. Atacaron a sus víctimas a la vera del arroyo Ludueña, bajo la autopista a Córdoba. Los hallaron por un GPS.

Miércoles 25 de Marzo de 2015

"Tompoy" tiene 17 años, vive en el denominado barrio "Fantasma", dice que es un ladrón polirubro y cayó preso en la subcomisaría 22ª. Esta vez lo acusan de haber asaltado a un hombre que pescaba junto a sus hijos utilizando una pesada ametralladora. Ocurrió el lunes a la tarde a la vera del arroyo Ludueña, debajo del puente de la autopista a Córdoba. Tompoy junto a una chica de 15 años y un muchacho mayor de edad se hicieron con un botín de 1.700 pesos, un Iphone y un bolso y huyeron en el auto de la víctima, un Fiat Punto color gris. El auto apareció una hora después en Calasanz y Los Gallegos (detrás del Mercado de Concentración de Fisherton) y a partir de un llamado al 911 los tres jóvenes fueron detenidos, el auto recuperado e incautada una ametralladora PAM 1, subfúsil que usa balas calibre 9 milímetros.

Todo ocurrió el lunes a la hora de la siesta. Andrés, de 46 años, disfrutaba junto a sus hijos de un día de pesca en el arroyo Ludueña. Hasta ahí habían llegado en un Fiat Punto color gris. Aproximadamente a las 16, tres muchachos jóvenes, uno de ellos una piba rubia de pelo corto, se les acercaron y antes de que los pescadores pudieran reaccionar, uno de los pibes sacó del bolso una ametralladora PAM 1 (original de la ex Fábrica de Armas de Rosario) y los apuntó. En pocos minutos el trío de ladrones desplumó a sus víctimas y se fue en el Punto gris.

Una hora más tarde un llamado a la central del 911 alertó sobre la aparición del Fiat Punto estacionado en Calasanz y Los Gallegos, en la zona del barrio Antártida Argentina, más conocido como "barrio Fantasma", en jurisdicción de la subcomisaría 22ª. El auto estaba con sus puertas y el capó abiertos. Y sólo le faltaba la batería.

Por GPS. Pero, según confiaron fuentes allegadas a la pesquisa en manos de la Fiscalía de Flagrancia en turno, hubo un detalle que los ladrones obviaron. Dentro de un bolso que robaron había un Iphone que contaba con GPS y a partir del sistema de posicionamiento de ese aparato la policía comenzó a rastrearlos. En pocos minutos, con las coordenadas del GPS, los pesquisas determinaron que el aparato estaba en las inmediaciones de Magaldi al 8700 y con el aporte de algunos vecinos fueron cercando a los ladrones. En una vivienda, donde intentaron refugiarse dos de los delincuentes, encontraron dentro una hormigonera un bolso con la PAM 1. El arma tenía media docena de balas en un cargador para 40 proyectiles y estaba apta para ser disparada.

A unos pocos metros, en otra vivienda, fueron detenidos Ludmila, de 15 años; y Pablo Rubén Tompoy P., de 17, quienes en principio intentaron fugarse. El tercer detenido, que también quiso evadirse por los techos de las precarias viviendas, fue delatado por las posiciones que delató el GPS del Iphone. Fue identificado como Cristian Alexis C., de 21 años y sin anotaciones penales, al igual que la menor, quien quedó bajo la tutela de la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia. En tanto, la responsabilidad penal de Tompoy será investigada por el juzgado de Menores en turno mientras Cristian Alexis C. fue liberado, pero quedó a disposición de la fiscalía de Flagrancia.

"Tompoy es, junto con «El Gringuito» y «Sopita», uno de los cabecillas de una gavilla de 10 o 15 pibes, de entre 13 y 19 años, que se dedican a todo tipo de robo en esa zona del oeste de la ciudad. Asaltan a los transeúntes y repartidores, roban autos y realizan entraderas. Tienen como sello que muchas veces roban un auto para escapar o sólo para trasladarse y darse cartel. Y después lo prenden fuego. Ludmila es hermana de El Gringuito", indicó un vocero consultado.

"Estos pibes estuvieron mencionados en dos hechos muy violentos en los que usaron una escopeta recortada. Uno fue el asalto en diciembre pasado a un empleado de Vial 5, al que le pegaron un escopetazo en una pierna y todavía padece las cirugías, en jurisdicción de la comisaría 23 de Funes; y a un remisero trucho, hace dos meses, al que balearon para robarle en la misma zona donde apareció el Fiat Punto robado el lunes", indicó la fuente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS