Policiales

Violentan y roban en oficinas de un edificio de oficinas ubicado en el corazón del microcentro

Fue descubierto por una mujer que fue a hacer la limpieza el domingo por la tarde. Entraron por un estacionamiento lindero que está cerrado los fines de semana. En lugar tiene el estudio el ministro de Justicia Ricardo Silberstein.

Lunes 25 de Febrero de 2019

Varias oficinas de un edificio ubicado en Sarmiento al 700 fueron forzadas ayer por la tarde. El incidente fue reportado al 911 por una mujer que llegó en horas de la tarde a hacer la limpieza y se encontró con puertas violentadas, despachos desordenados y signos inequívocos de que habían ingresado con fines de robo.
En el complejo de oficinas se encuentra el estudio del ministro de Justicia provincial, Ricardo Silberstein, que se salvó del raid delictivo.
Pudo saberse que los intrusos ingresaron por una playa de estacionamiento contigua que los fines de semana permanece cerrada. Antes arrojaron una piedra contra un vidrio del acceso, aparentemente, para constatar si se estaba conectada la alarma. Como no se disparó, tuvieron el tiempo y la disposición para moverse con tranquilidad.
Propietarios de las oficinas confirmaron a La Capital que el edificio solo cuenta con sistema de alarma en la planta baja y que estaba conectado en el momento en que rompieron el cristal de ingreso. Señalaron que, como el vidrio sufrió una perforación pequeña y apenas se astilló, los sensores no detectaron el movimiento y la sirena no sonó.
La policía, que llegó minutos después de que se alertara sobre los sucedido, recolectó en el lugar un elemento clave para la investigación: en el noveno piso, donde varios despachos fueron blanco de los asaltantes, se halló una billetera tirada en el piso, y no solo eso, en su interior había un documento que permitiría identificar al dueño.
Si bien los pesquisas dudan de que sea propiedad de alguno de los ladrones. Consideran que por la forma en que actuaron, conociendo el lugar hasta el más mínimo detalle y también los movimientos de la zona, difícilmente habrían cometido el error infantil de ir a cometer un delito con un documento de identidad y, además, dejarlo olvidado en el lugar del crimen.
No obstante, el dato va a ser chequeado para disipar dudas. Lo cierto es que solamente fueron "escruchadas" las oficinas que no tenían sistema de alarma. Si bien el número no fue confirmado, trascendió que hay tres por piso y que solo se salvaron las del 4to. Los damnificados no denunciaron que hubieran constatado faltante de dinero u objetos de valor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});