Policiales

Vestidos de policías robaron casi 2 millones de pesos a un panadero en Las Parejas

Fue asaltado por siete delincuentes que ingresaron a su local simulando un procedimiento policial para llevarse la suma en efectivo que atesoraba desde hacía 15 años.

Jueves 04 de Junio de 2015

Un panadero de Las Parejas fue asaltado por siete delincuentes que ingresaron a su local simulando un procedimiento policial para llevarse una suma cercana a los dos millones de pesos en efectivo que atesoraba desde hacía 15 años. La víctima y dos empleados fueron maniatados por los ladrones mientras éstos accedían a una habitación donde estaba guardado el dinero.
  El atraco, que ocurrió el sábado a la madrugada pero trascendió ayer, es investigado por la Fiscalía de Cañada de Gómez y la Policía de Investigaciones (PDI) del departamento Belgrano. En principio, mientras se analiza el material probatorio colectado en el lugar y las imágenes de cámaras de vigilancia de distintos puntos de la ciudad, se presume que los hampones tenían información precisa sobre lo que buscaban.

Uniformados. Fuentes allegadas a la pesquisa confirmaron que el hecho ocurrió alrededor de las 4.30 del sábado en la panadería de Vicente Pavanelli, en la calle 14 al 100 de esa ciudad del departamento Belgrano ubicada unos 100 kilómetros al oeste de Rosario. Se trata de una edificación en cuya planta baja está la panadería y en el piso de arriba la casa del dueño, donde estaban durmiendo su esposa e hijos.
  Al momento del hecho el panadero, de 40 años, estaba trabajando junto con dos empleados cuando llegaron al lugar cuatro o cinco hombres, al menos dos de ellos vestidos de policías. Exhibiendo armas de fuego preguntaron por una persona, luego por otra y al parecer hicieron alguna alusión a que se trataba de un procedimiento por droga.
  “Me preguntaron quién era yo, les dije que era Vicente pero no pasó nada. Me resistí pero con la escopeta me empezaron a pegar en la cabeza y el cuerpo. Me ataron pies y manos con alambres y los empleados fueron encerrados en una pieza. Buscaban plata y pensé que me iban a matar”, relató el panadero a la radio Contacto de Las Parejas.
  Para ese momento ya habían ingresado otros delincuentes que estaban esperando afuera el momento de intervenir. La fuente consultada no pudo precisar si eran siete los que ingresaron. “Como las víctimas fueron maniatadas y encerradas no pudieron ver bien cuántos eran. Pero en principio los uniformados eran dos”, sostuvo.

Habitación. Con Pavanelli y sus empleados maniatados, los delincuentes ingresaron amoladoras y otras herramientas que emplearon para forzar la puerta enrejada de una pequeña habitación de la planta baja en la cual los dueños de casa guardaban una cuantiosa suma de dinero en efectivo: entre un millón y medio y dos millones de pesos, según comentó el panadero.
  En cuestión de minutos los delincuentes se alzaron con el dinero en efectivo que Pavanelli dijo atesorar desde 2001 en su casa, ya que al parecer no confiaba en el sistema bancario. “Me dejaron sin nada”, sostuvo, convencido de que fue “entregado”. En ese sentido, mencionó a “personas del pueblo” a las que él les habría dado trabajo alguna vez.
  Cuando los ladrones se fueron (una versión indicaba que pidieron las llaves de la camioneta de la familia pero, al no encontrarlas, huyeron en otros vehículos) el panadero y sus empleados pudieron liberarse de sus ataduras y avisar de lo sucedido a la mujer de Pavanelli, que estaba durmiendo en la casa de la planta alta. La mujer fue a radicar la denuncia a la comisaría de Las Parejas, donde contó que entre sueños había escuchado unos ruidos pero pensó que era su marido que estaba arreglando algo.

Pesquisa. Fuentes de la Fiscalía de Cañada de Gómez revelaron que el dinero estaba en una pieza pero no en una caja fuerte. Además indicaron que en la escena quedaron muchos billetes que no se llevaron, al parecer porque algunos estaban inutilizados por el paso del tiempo.
  En el lugar se realizaron las pericias criminalísticas de rigor y también se trabajaba en la elaboración de fotofit con el objeto de intentar identificar a los hampones. También se analizaban imágenes de cámaras de videovigilancia ubicadas en distintos puntos de Las Parejas con el fin de detectar al menos movimientos de vehículos que puedan haber circulado por las calles de la ciudad a la hora del hecho.
  Si bien no se descarta ninguna hipótesis, la teoría más fuerte es que los ladrones evidentemente contaban con información acerca de la existencia del dinero en una habitación de la panadería.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS