Policiales

"Vengo a despedir a un amigo que además era un policía valioso", afirmó el juez Vienna

El magistrado que procesó a integrantes de la banda de narcotraficantes Los Monos, pesquisa en la que trabajó activamente el policía asesinado ayer, fue al velatorio de Guillermo Morgans.

Miércoles 11 de Junio de 2014

"Vengo a despedir a una persona que ha trabajado mucho. Un funcionario policial muy allegado al juzgado de Instrucción 4, que se ha ocupado mucho en esta causa de gravedad institucional. Prácticamente vengo a despedir a un amigo. Pero mas allá de la amistad que nos unía, vengo en respaldo a la fuerza policial que está haciendo mucho. En un momento difícil cómo este hay que estar presente y acompañar", afirmó hoy el juez Juan Carlos Vienna, al ingresar a la sala donde son velados los restos del comisario inspector Guillermo Morgans.

Vienna es el titular del Juzgado de Instrucción N º 4 de los tribunales provinciales, donde se sustanció una de las investigaciones más grandes y complejas que desarticuló a gran parte de la banda de Los Monos.  Vienna procesó a más de 30 personas, entre ellas varios policías, por asociación ilícita entre otros delitos.

En declaraciones al programa "Todos en La Ocho", Vienna ponderó el trabajo de Morgans en esa pesquisa. "Se ha perdido un policía que era muy valioso y además un gran jefe. Un policía que trabajaba muy bien. Cuando una persona trabaja bien molesta en todos lados, sobre todo cuando hay una fuerza de seguridad tan grande en la que se han detenido a muchos por corrupción".

El magistrado aclaró que no investiga las circunstancias en que murió Morgans, pero a juzgar por los datos que trascendieron públicamente "este fue un hecho de inseguridad".

"Tal vez, al estar el hijo presente en el lugar del asalto y ser víctima, eso haya influido como para que Morgans no haya actuado como tenía que actuar. Le hubiera pasado a cualquiera. Cuando uno ve a un hijo en peligro, piensa primero en el hijo y después que es policía. Calculo que lo han sorprendido, porque era un gran policía y lo ha demostrado en numerosos procedimientos. Y un día como el de ayer, lo sorprendieron al hijo y la debilidad por el hijo o verlo al chico en peligro, lo hizo trabajar arrebatado y no como un policía", expresó el juez.

Vienna dijo que la Fiscalía "está trabajando muchísimo; anoche se hicieron varios procedimientos. Se necesita un éxito rápido, para demostrar que la policía puede seguir trabajando, que podemos seguir confiando en ella".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario