Policiales

Vecino de Alberdi denuncia violento acoso a su familia

Cansado de no ser escuchado por las autoridades contó robos, tiroteos y persecuciones a manos de "un grupo de usurpadores".

Miércoles 27 de Abril de 2016

"Estamos viviendo una odisea", afirmó Cristian Torres, un comerciante de Cruce Alberdi que plantea sufrir "hostigamientos y amenazas" de parte de una familia a la que él denunció por dos robos de los que fue víctima. En diálogo con La Capital también sostuvo que esa gente "usurpó un predio vecino que pertenecía al club Adiur" y que desde ese momento comenzaron los atracos en la barriada. "Asaltaban todos los días. Les robaban a los chicos que salían del boliche Lotus y a las chicas que iban a trabajar. Las golpeaban con palos y les arrebataban lo que tenían. Llamábamos a la comisaría 8ª, pero nunca aparecían", aseguró el comerciante.

Se quiere ir. Torres dice estar cansado del peregrinaje por diferentes dependencias oficiales sin obtener respuestas a sus denuncias. Y evalúa abandonar la ciudad para irse a vivir con su familia a otra provincia. El comerciante tiene 33 años y atiende un almacén con su esposa, Paola, de 38 años, adelante de una casa de Alberdi al 100 bis, a unos 10 metros del cruce con Travesía y frente al parque Scalabrini Ortiz.

Temeroso por lo que pueda pasarle a su familia, pero cansado del padecer que vive, Torres dice que "es necesario denunciar públicamente las cosas porque es la única manera de que alguien escuche lo que se está viviendo en la ciudad". El calvario de la familia se inició el 8 de diciembre de 2008 cuando un grupo de ladrones desvalijó la vivienda en la cual, por entonces, sólo vivían Paola y sus tres hijos de un matrimonio anterior.

La mujer contó que aquel día llegó de trabajar y encontró "adentro a la pareja que usurpó las canchas de paddle de Adiur. Me sacaron hasta las bombachas. Yo trabajaba de moza y ellos conocían mis horarios. Salí a las 2 de la mañana de trabajar, pero ese día llegué a las 4 porque se me rompió la moto. Cuando llegué encontré la puerta reventada. Estaba todo revuelto y tirado en el suelo. La pareja (de vecinos) estaba adentro de mi casa haciendo campana para que otros terminaran de sacar todo. Lo único que me dejaron fue la heladera. Las cosas robadas la llevaron a la casa de ellos. Después la pasaban por un pasillo detrás de la casa que daba a Adiur y a la villla que había atrás de Cotar", explicó.

Paola y Cristian afirmaron que a partir de ese momento comenzaron las agresiones. "Con el tiempo se armó una organización liderada por la mujer de esa pareja. Ella recluta pibes de la calle para robar. Les da techo y los mete en el delito, es de película. A sus hijos los droga para que roben", dicen.

El comerciante también contó: "El 9 de septiembre del año pasado nos robaron una moto de la puerta de casa. Lo denuncié en la fiscalía NN en Tribunales. Se pidieron las imágenes de la videocámara del 911 que está en la cuadra y reconocimos a los autores que viven en el predio usurpado", afirmó Paola. El caso comenzó a ser investigado por el fiscal Fernando Dalmau, pero nunca obtuvimos respuestas.

Sin respuestas. A partir de esa segunda denuncia hubo nuevas agresiones hacia Torres y su familia. "Nos tirotearon la casa. Nos tiran materia fecal y orinan en la puerta. Persiguen a los hijos de Paola y a ella cuando salen. Nos sacan fotos y nos amenazan de muerte", aseguró Cristian. Y dijo que denunció todas esas intimidaciones en la Fiscalía y en la comisaría 8ª. En ese marco, en octubre pasado la vivienda de los supuestos agresores fue allanada por un requerimiento del fiscal Dalmau por los ataques a balazos, pero el arma no fue encontrada.

"Estamos viviendo una odisea. Hablé con la secretaria de la intendenta (Mónica Fein), con el abogado de Asuntos Jurídicos de la Municipalidad, con representantes del Ministerio de Seguridad de la provincia y de la Nación, pero nadie resuelve la cuestión. El Ministerio de Seguridad (de la provincia) culpa a los fiscales y los fiscales al Ministerio", se quejó el comerciante atemorizado por su futuro y el de su familia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario