Policiales

Una multitud se reunió para pedir justicia por el asesinato del verdulero cerca de la Terminal

"Hagan algo, por favor, nos están matando a todos", sostuvo la esposa de Damián Lucero, que fue muerto a puñaladas en la madrugada de ayer. Los vecinos marcharon hasta la comisaría 7ª.

Lunes 02 de Marzo de 2015

"Ojalá él hubiese podido ver el amor que le tenía la gente", sostuvo la mujer de Damián Lucero, el verdulero de 36 años asesinado a puñaladas en la madrugada de ayer cuando iba a la terminal de ómnibus a buscar a unos familiares. Gran cantidad de amigos y vecinos de la víctima se movilizaron durante todo el día para hacerle sentir su apoyo a la familia y, pese a que la manifestación estaba convocada para las 19, desde mucho antes ya había una importante cantidad de gente en Tucumán al 3700.

Poco después de las 19, familiares de Lucero salieron a saludar y agradecer a los vecinos, y encendieron velas en recuerdo del hombre asesinado.

"Todos los vecinos, todos los que conocían a Damián lo querían, porque era una excelente persona", sostuvo la mujer de la víctima, madre de cuatro hijos y con otro en camino. 

Con la voz entrecortada, agradeció a la multitud apostada en la puerta de su casa y reclamó seguridad. "No se puede creer lo que hicieron", dijo, y pidió "que alguien haga algo de una vez por todas".

Aseguró que su marido tenía "cinco hijos, trabajador, músico, excelente papá... Es una pérdida irreparable, no se puede explicar el dolor que genera".

También repasó los terribles minutos que vivió a las 4 de la madrugada de ayer, cuando Damián regresó a su casa apuñalado por dos delincuentes que ni siquiera le robaron pertenencia alguna. "Me dijo que llamemos a la ambulancia, a la Policía, dijo que se ahogaba, «me muero», decía, y yo con mi hijo, embarazada de casi siete meses, tratando de levantarlo".

"En el Centenario nadie lo bajó, nadie salió a recibirlo, ni un camillero, ni un médico, unas personas nos tuvieron que ayudar", recordó, y sostuvo: "Lamentablemente yo sabía que no iba a salir de esa".

Le reclamó a las autoridades que "hagan algo, por favor, nos están matando a todos, nos están matando a todos".

También se mostró emocionada por la cantidad de gente que se acercó a brindarles su apoyo. "Vino todo el barrio, los vecinos de su trabajo también, a darnos su apoyo, a darnos plata, lo que necesitemos, desde la mañana hasta la noche. Ojalá él hubiese podido ver el amor que le tenía la gente", concluyó.

Luego de aplaudir y cantar algunas consignas contra la inseguridad, los vecinos decidieron marchar hasta la comisaría 7ª, donde se caldearon los ánimos y llegaron a increpar duramente a los uniformados, pero la cuestión no pasó a mayores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS