Policiales

Una joven fue detenida por un crimen ocurrido en enero en Ludueña

Isabel T., de 23 años, cayó por el homicidio de Damián Gómez, asesinado de tres tiros el 7 de enero en Casilda y Teniente Agneta, en el corazón de barrio Ludueña.

Lunes 06 de Julio de 2015

Una chica de 23 años fue detenida acusada por el homicidio de Damián Alejandro Gómez, un joven de 20 años asesinado a balazos seis meses atrás en barrio Ludueña. Tras el ataque los vecinos identificaron a su presunto matador, al que acusaron de narco y quien debió huir con su familia mientras jóvenes de la villa demolían su casa y se llevaban lo que había adentro.
  Según fuentes policiales Isabel T., de 23 años, fue apresada cerca de las 18 del sábado por efectivos del Comando en Humberto Primo al 5000 luego de que en el 911 se recibieran anónimos que indicaban que la chica merodeaba la zona. Por el crimen que investiga el fiscal de Homicidios Adrián Spelta, desde hace un mes está detenido el principal sospechoso que casualmente hoy comenzará a gozar de salidas laborales.

Tiros. Cerca de las 14.40 del 7 de enero pasado Damián Gómez acudió, según dijeron entonces sus vecinos, a comprar cocaína a una casa de Casilda y Teniente Agneta. De la vivienda salió un hombre corpulento, ex boxeador, a quien vecinos identificaron como el dueño de casa.
  Así se inició una discusión por supuestas viejas deudas que terminó cuando ese hombre, identificado por los vecinos como Gabriel Camos, extrajo un arma y tres balazos le perforaron el tórax a Gómez.
  “Es el narco que vende merca acá, el yerno de «El Diente»”, dijeron entonces en el vecindario sobre Camos, hijo de un veterano del hampa local que vivía allí junto con su mujer, su hermana y tres hijos.
  Gómez fue trasladado en un móvil del Comando Radioeléctrico hasta el Hospital Centenario, donde llegó muerto. Vivía a metros de donde cayó y era conocido en el barrio.
  Sus amigos que lo vieron morir comenzaron a vociferar contra Camos y a disparar armas contra la casilla de ladrillos huecos y chapas. Entonces el sospechoso escapó mientras varios pibes derrumbaban su casa a golpes de mazas y palos.
  Horas más tarde, cerca de las 19, en Pedro Lino Funes y Casilda se enfrentaron amigos de Gómez con hombres que entraron a la villa a los tiros. Por el tiroteo hubo dos heridos.

Con salidas. Buscado como principal sospechoso por el crimen, Camos quedó detenido el pasado 29 de mayo luego de presentarse ante la Justicia y ser imputado como autor de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. El fiscal Spelta pidió prisión preventiva sin plazos y la defensa solicitó morigerar la medida con alternativas como el arresto domiciliario.
  Finalmente, el juez Héctor Núñez Cartelle dictó prisión preventiva por 30 días a Camos quien, a pedido de la defensa, fue alojado en dependencias de la comisaría 7ª. En este marco, el pasado jueves se celebró una nueva audiencia para resolver sobre el arresto cuyo plazo vencía el 29 de junio.
  Ante el mismo juez la defensa de Camos pidió un arresto domiciliario con salidas laborales de 9 a 13 y de 15 a 19.30, para lo cual aportó un garante laboral. Además propuso que ante el mínimo incumplimiento se revocara el beneficio.
  Si bien el fiscal se opuso a esa medida, el juez resolvió hacer lugar a la petición de la defensa y prorrogar la prisión preventiva de Camos, que a partir de hoy será “detención domiciliaria con salidas laborales” en un club de la zona norte y con “controles sorpresivos tanto en su domicilio como en su lugar de trabajo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario