Violencia familiar

Una fiscal rosarina pide perpetua para el acusado de matar a su hijastro de seis meses

Es de Granadero Baigorria y está señalado como responsable del crimen. También reclaman diez años para su concubina por "abandono de persona".

Martes 16 de Junio de 2020

Una fiscal de Rosario pidió hoy que se condene a la pena de prisión perpetua a un joven de 24 años acusado de matar de un golpe hace tres años al bebé de su concubina, y también solicitó diez años de cárcel para la madre por “abandono de persona”, indicaron fuentes judiciales.

Al iniciarse hoy el juicio oral a una pareja de jóvenes de Granadero Baigorria, acusados de la muerte de un bebé de seis meses en abril de 2017, la fiscal del caso, Georgina Pairola, pidió una pena de prisión perpetua para Franco Nahuel L. (24).

Ante el tribunal integrado por los jueces Román Lanzón, Ismael Manfrín y Mariano Aliau, la fiscal acusó al joven de haber matado de un golpe en la cabeza al bebé de su pareja.

El hecho que llegó a juicio ocurrió el 23 de abril de 2017 en la vivienda que la pareja compartía en pasaje Matacos al 2000 de Granadero Baigorria, al fondo de un terreno en cuyo frente vivía la abuela del joven.

De acuerdo a la acusación, ese día la mujer, que ahora tiene 25 años, identificada como Aldana M., se fue a bañar a la casa de la abuela de su pareja porque en la de ellos no tenían agua, y dejó a su bebé al cuidado de Nahuel.

La investigación determinó que el joven le dio “al menos un intenso golpe aprovechando la situación de indefensión” del niño, lo cual le provocó “lesiones gravísimas como traumatismo encéfalo craneal grave, que luego le provocan el fallecimiento”, según precisó hoy el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

El joven, que entonces tenía 22 años, llevó al bebé a la guardia del Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria y luego fueron derivados al Hospital de Niños de Rosario, donde falleció como consecuencia del traumatismo en el cráneo, producto de un golpe.

Por esa razón, el joven llegó a juicio acusado de homicidio calificado y la fiscal solicitó una pena de prisión perpetua. Pero a la vez, la fiscal también acusó a la madre del bebé asesinado por “omisión de los deberes a su cargo”, según consignó el MPA.

En el alegato de apertura del proceso oral, Pairola le atribuyó a Aldana M. “haber incurrido en la omisión de los deberes a su cargo de asistencia y de cuidado que tenía frente a su hijo” por su “carácter de progenitora del mismo”.

La Fiscalía entiende que la omisión de la mujer se produjo porque sabía que su pareja “con anterioridad le había proferido maltratos” al bebé y de todos modos lo dejó a su cuidado, precisaron las fuentes.

En este caso, la fiscal pidió una pena de diez años de prisión por abandono de persona.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario