Policiales

Una banda irrumpió de madrugada en Funes Hills y asaltó a dos familias

Violentaron los cercos perimetrales e ingresaron a las casas de dos vecinos. Uno de los asaltantes tenía una ametralladora. Es el segundo asalto en el complejo en lo que va del año.

Sábado 25 de Julio de 2015

Por segunda vez en el año, una de las cuatro urbanizaciones que componen el complejo Country Funes Hills sufrió un golpe comando durante la madrugada. Esta vez fue el turno de Funes Hills San Marino, el primero de los condominios —yendo de este a oeste— del complejo asentado sobre la avenida Fuerza Aérea 2350, de la vecina localidad. Según reconstruyeron los investigadores, entre las 4 y las 5 de la madrugada de ayer, entre cuatro y cinco hombres armados ingresaron al predio violentando uno de los cercos perimetrales y asaltaron las casas de dos vecinos. Uno de los ladrones portaba una pistola ametralladora del tipo FMK 3.

Una vez dentro del predio, los delincuentes se concentraron sobre la residencia de una familia, en la que permanecieron 20 minutos y de donde se llevaron alrededor de 70 mil pesos, según trascendió. Algunos de los integrantes de la familia intentaron resistirse y recibieron golpes intimidatorios. Las víctimas fueron dejadas maniatadas. Posteriormente los ladrones se desplazaron alrededor de 400 metros y asaltaron a otro residente que se subía al auto para encarar la jornada. Si bien no se brindó información oficial, a este vecino le habría robado unos 2 mil pesos. Posteriormente el grupo comando se perdió en la oscuridad y desapareció. La investigación quedó en manos del fiscal de investigación y juicio Nicolás Foppiani.

Ayer a mediodía efectivos de la Policía de Investigaciones detuvieron a tres hombres acusados del hecho. La detección de los sospechosos se dio en el marco de la averiguación de otro hecho en un departamento en Moreno y Brown de Rosario. Allí efectivos de la PDI esperaban la llegada de sospechosos por otro delito. Ocurrió que llegaron dos hombres en un Chevrolet Vectra negro. Los acusados se llaman Jeremías P., rosarino de 33 años; Ricardo R., de 41 años, y Germán B., de 39, estos últimos oriundos de Córdoba. Tenían elementos que fueron secuestrados y reconocidos como propios, según fuentes policiales, por las víctimas.

Las cámaras."No estamos autorizados a brindar información sobre lo ocurrido". Escueto aunque cordial uno de los encargados de la seguridad del complejo se excusó de brindar información oficial respecto al atraco que ayer sobresaltó a los propietarios de los 266 lotes en los que está dividida la urbanización San Marino de Funes Hills. Yendo de este a oeste San Marino es la urbanización más cercana al centro de la vecina localidad.

Este barrio, de alrededor de 30 hectáreas delimitado por Fuerza Aérea, Houssay, Rosales y Galindo, cuenta con dos ingresos. El principal sobre la avenida Fuerza Aérea (continuación de la rosarina avenida Mendoza). Y el portón número 2, ubicado sobre el lateral que da al oeste, sobre calle Rosales y el Country Cadaques, que se mantiene abierto sólo está abierto de día.

El complejo cuenta con seguridad privada intramuros y con policía adicional, tanto adentro del predio como patrullando durante la noche el perímetro de alambrado y vegetación. "Por lo general ese servicio lo realiza personal de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) pero como no estaban disponibles la noche del jueves al viernes, el patrullaje quedó en manos de efectivos de Seguridad Rural Los Pumas", indicó una fuente consultada. Un vecino del barrio agregó otro detalle no menor: "Hace un par de semanas el consejo de administración aprobó el presupuesto para que se instalen cámaras de videovigilancia perimetrales".

Las casas al lado. De acuerdo a lo confiado por fuentes allegadas a la pesquisa y vecinos del lugar, los ladrones habrían ingresado por una vivienda de fin de semana ubicada sobre calle Galindo, en el lateral este del predio. Calle Galindo marca como excepción en los Funes Hills que es el único lateral en el que el country se recuesta sobre viviendas que no pertenecen al barrio cerrado. Y seis calles sin salida chocan contra el perímetro de San Marino: Ramírez, Araóz, Leloir, Bustos, Rodríguez y Matheu. Una vez dentro de la casa de fin de semana, que estaba sin residentes, los delincuentes abrieron un hueco el alambrado perimetral e ingresaron a San Marino. Se estima que estuvieron entre 30 y 40 minutos.

Una vez en el interior los delincuentes, uno de ellos portando una ametralladora FMK3 similar a la utilizada por la policía santafesina, se concentraron en la vivienda de una familia con dos pequeños hijos.

"Es una banda que se movió de manera sincronizada. Ingresaron rompiendo el cerco perimetral desde una casa en la que estuvieron desmalezando y el alambrado quedó a la vista. Ingresaron a una de las viviendas, maniataron a la familia y robaron. Se dividieron en dos grupos. Dos se quedaron en la casa con la familia y tres salieron de cacería. Ahí sorprendieron a un hombre que salía con su auto y lo asaltaron. Del primer lugar se llevaron alrededor de 70 mil pesos y a la segunda víctima le sacaron cerca de 2 mil pesos", explicó un vocero consultado.

Hace cinco meses, en lo de los suegros de Messi

No es la primera vez que la urbanización San Marino de Country Funes Hills. En diciembre de 2012 tres viviendas del complejo fueron escruchadas, como se conoce en la jerga a los robos que se producen en viviendas cuando los dueños están ausentes. En dos de las viviendas los intrusos sustrajeron un cuantioso botín de dinero y joyas. Y en la tercera casa se llevaron una cantidad no precisada de efectivo y pequeños objetos de valor.

Hace cinco meses, la madrugada del viernes 20 de febrero último, entre siete y diez ladrones armados ingresaron al sector norte del complejo Miraflores de Funes Hills y desvalijaron tres viviendas. Una de esas propiedades es de los padres de Antonella Rocuzzo, la esposa del futbolista Lionel Messi. Según reconstruyeron los investigadores, los ladrones ingresaron saltando por el techo de una cabina de seguridad y corrieron unos 70 metros hasta ingresar, de a dos y en forma sincronizada, a las tres viviendas. Sólo en uno de los casos, en el que uno de los propietarios se resistió y recibió un culatazo en la cabeza. No trascendió el monto del botín.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario