Policiales

Un solo acusado accedió a declarar en el primer día del juicio por el asesinato de Pimpi Camino

La fiscal del juicio oral y público por el crimen del ex jefe de la barra brava de Newell's dijo hoy, en el alegato de apertura, que no habrá “pruebas directas del homicidio pero sí indicios” y acusó a los tres imputados de ser “coautores del homicidio que planearon en conjunto” por “el odio preexistente”.

Jueves 17 de Noviembre de 2011

Rosario.- La fiscal del juicio oral y público por el crimen del ex jefe de la barra brava de Newell's Old Boys Roberto Pimpi Camino dijo hoy, en el alegato de apertura, que no habrá “pruebas directas del homicidio pero sí indicios” y acusó a los tres imputados de ser “coautores del homicidio que planearon en conjunto” por “el odio preexistente”.

En tanto, los defensores de los tres jóvenes acusados por el asesinato de Camino plantearon en la primera audiencia la inocencia de sus defendidos, mientras que uno solo de ellos accedió a declarar ante el tribunal y los dos restantes hicieron uso de su derecho a no testimoniar.

El juicio por el homicidio de Camino se inició esta tarde en el juzgado penal de sentencia Nº 5 de los tribunales rosarinos, integrado por los jueces Gustavo Salvador, Julio Kesuani y José Luis Mascali.

El Palacio de Justicia estuvo rodeado de un importante operativo policial de prevención para evitar posibles choques entre facciones enfrentadas de la barra de Newell's.

En el mismo se juzga el asesinato del ex jefe de la barra leprosa durante la gestión al frente del club de Eduardo José López, Pimpi Camino, quien fue acribillado de cinco balazos en la madrugada del 19 de marzo de 2010 en la vereda del bar Ezeiza, ubicado en Zeballos y Sevando Bayo.

Los tres acusados son Daniel René Ungaro (25), Carlos Betito Godoy (26) y Emanuel Suárez (24).

Sobre los dos primeros pesa la imputación de homicidio calificado por el concurso de dos o más personas y agravado por el uso de arma de fuego, mientras que Suárez está imputado por los mismos delitos pero en condición de partícipe secundario.

La fiscal Marull sostuvo durante la audiencia de esta tarde que el crimen debe enmarcarse “en la enemistad de sectores de la barra de Newell's y la lucha por detentar el poder de la misma”.

“Camino fue jefe de la barra hasta diciembre de 2008 y después estuvo ocho meses preso”, recordó Marull.

En ese período, abundó, “perdió poder en la barra”, por lo que “Camino pretendía recuperar su liderazgo”.

Así, Marull sostuvo que existía “enemistad personal con Godoy, perteneciente al sector del (actual jefe de la barra leprosa Diego) Panadero Ochoa, y enemistado con los hermanos Ungaro por enfrentamientos anteriores”.

Para la fiscal, “seguramente intervinieron más personas” en el crimen del ex jefe de la barrabrava de Newell's pero, remarcó, “acá tenemos a los que lo ejecutaron”.

La querella, que representa a la familia Camino y está a cargo del estudio Navas, adhirió al planteo de la fiscalía y ratificó que “no caben dudas de que los tres asesinaron al señor Camino” por “enemistad manifiesta desde años”.

“Este grupo actuó con premeditación, el plato estaba servido y ese plato era Pimpi Camino”, agregó Navas.

En tanto, los defensores de los tres imputados manifestaron la inocencia de sus representados.

En los casos de Ungaro y Godoy, sus defensas plantearon en la audiencia de hoy que ambos fueron a bailar la noche del crimen a un boliche llamado Bonita, cerca de la terminal de ómnibus de Rosario, y que de allí fueron a la seccional 6ª donde habían sido detenidos otros dos amigos suyos.

Finalmente, según relataron los letrados, tras aguardar en la puerta de la comisaría se fueron “a comer panchos” a un local ubicado en avenida Francia y 27 de Febrero, para luego terminar cada uno en su casa.

La defensa de Suárez, imputado como partícipe secundario del homicidio, planteó que el joven no estuvo en la escena del crimen ni tampoco con los otros dos imputados, atento a que “comió pizza y tomó cerveza toda la esa noche y hasta la madrugada junto a un grupo de amigos en la zona oeste de Rosario”.

“Mi cliente es inocente, no participó de este hecho y estuvo en otro lugar de la ciudad esa noche”, dijo su abogado.

Suárez, el único de los imputados que aceptó declarar ante el tribunal oral, ratificó: “No tuve nada que ver, soy inocente”.

También explicó que fue “presionado para declarar” que sí había estado la noche del asesinato con Godoy y Ungaro pero, dijo ahora, “nunca estuve con esa gente”.

Luego declararon dos hermanas y un sobrino de Camino y dos policías rosarinos que participaron de las detenciones de Ungaro y Suárez. Según estableció el tribunal, las audiencias continuarán mañana desde las 15. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario