Violencia de género

Un rosarino detenido en Paraná por violencia de género

Lo denunció su novia, también rosarina. En la ciudad estuvo procesado por el crimen de un joven de 19 años, aunque luego fue sobreseído.

Miércoles 05 de Agosto de 2020

La policía entrerriana detuvo en Paraná a un rosarino que reside en la capital entrerriana y que en los tribunales locales estuvo procesado por un homicidio ocurrido en 2013, aunque luego fue sobreseído. El dato singular es que cayó por violencia de género: un rato antes de que lo detuvieran, su novia pidió auxilio a un grupo de mujeres y les contó que él la había golpeado. El detenido vivía en una zona céntrica de la capital mesopotámica, tenía dos vehículos y se dedicaba a prestar dinero, razón por la cual también se le inició una causa federal.

La detención ocurrió la noche del lunes en la capital de Entre Ríos e involucró a Nahuel González, quien estuvo procesado y luego fue desvinculado por el asesinato de Nicolás Brambilla, presuntamente para quedarse con un arma de la víctima. El crimen ocurrió el 31 de agosto de 2013 en la zona sur de Rosario.

González fue ubicado por la policía de Paraná de la manera que quizás menos imaginó: unas horas antes, su novia comenzó a pedir ayuda a gritos y fue asistida por un grupo de mujeres a las que después les contó que él la había obligado a ir a Paraná, donde reside desde hace un tiempo, y que además la había golpeado.

Según informó el diario Uno de Paraná en su edición de esta mañana, las mujeres que escucharon el relato se involucraron y ayudaron a la víctima, de 34 años. Fue ella quien mencionó a los policías que González se dedica a préstar divisas. Cuando los uniformados allanaron el departamento donde vivía, encontraron evidencia que prueba esa actividad ilegal y descubrieron que el hombre llevaba una vida "muy acomodada".

detenido01.jpg

González está acusado de matar a Brambilla el último día de agosto de 2013 en la zona de Colón y Garibaldi. Las crónicas de la época revelan que el crimen fue muy cerca de un punto de venta de drogas identificado por los vecinos. La víctima del crimen tenía solo 19 años. Su madre, Betina Quinteros, llevó adelante una larga lucha para tratar de que el crimen fuera esclarecido. Hasta hoy no hay condenados ni acusados por ese episodio. "El dolor por la muerte de mi hijo me llevó a insistir una y mil veces para que las cosas se aclaren. No era ladrón, no fue un ajuste de centas ni tenía problemas con nadie. Sólo fumaba marihuana", dijo resignada en noviembre de 2016 a La Capital.

<< Leer más: Lo procesaron por matar a un amigo y así quedarse con un arma deseada

Al principio de la investigación las sospechas apuntaron a González, aunque en ese momento también se puso bajo la lupa a su novia. Pero en 2016 fue él quien terminó procesado por el homicidio. Más tarde lo sobreseyeron y la hipótesis es que se mudó a Paraná en algún momento de 2019, ya que en febrero de ese año dos hombres que se movilizaban en moto atacaron a balazos la casa donde se suponía que en ese momento estaba bajo arresto domiciliario y contaba con custodia de la Policía Federal. Ese día, los agresores de la feroz descarga de tiros quedaron registrados en una cámara de seguridad, aunque nunca fueron identificados. Habían disparado varios proyectiles contra el frente de una casa en Alem al 3.500 pero los proyectiles no ingresaron a la casa. Fue una suerte, ya que allí, en una de las habitaciones, jugaba un nene de 6 años.

Pero no parece que González haya estado allí, al menos ese día. "Nuestro hijo no vive acá y nosotros estamos amenazados", afirmaron en ese momento los padres del presunto destinatario del mensaje mafioso sin disimular su angustia por el violento episodio.

<< Leer más: La aguerrida pelea de una mujer para dar con los asesinos de su hijo

El martes, en Paraná, un fiscal de violencia de género pidió al personal de la División Robos y Hortos de la policía de Entre Ríos que investigara a González y así se descubrió al antecedente del procesamiento por el crimen de Brambilla. En el departamento que ocupaba en la calle La Paz de la capital entrerriana los uniformados encontraron una camioneta Toyota y un auto Peugeot 308. Ambos vehículos fueron secuestrados, al igual que una suma de dinero y un par de celulares.

González quedó bajo arresto a disposición del Ministerio Público Fiscal de Entre Ríos y también de la Justicia federal con asiento en esa provincia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario