Policiales

Un policía y dos jóvenes heridos a balazos tras una pelea en un boliche

Se enfrentaban dos grupos. Un cabo intervino y recibió un tiro. También dos chicos de 19 y 21 años. Tras los disparos la policía siguió a un auto que se estrelló. Sus ocupantes eran cinco y llevaban un arma.

Viernes 22 de Julio de 2011

Tres heridos de bala, entre ellos un cabo primero de la comisaría 19ª que llegó al lugar ante un llamado al 911. Una persecución policial que finalizó con un Renault Clío estampado contra el parante de una mueblería de Provincias Unidas y 27 de Febrero. Cinco detenidos y un revólver calibre 32 secuestrado. Ese fue el saldo de lo que comenzó ayer a la madrugada con una gresca a la salida de un boliche ubicado en 27 de Febrero y Magallanes, en los confines de barrio Villa Urquiza, y terminó con tres personas hospitalizadas con disparos en el cuerpo y los cinco ocupantes del Clío, que habían huido desde la zona del establecimiento nocturno, detenidos.

"Esto es de todas las semanas. La diferencia fue que anoche (por la madrugada) hubo más tiros que otras veces. Pero esto aquí es moneda corriente", indicó uno de los vecinos que conviven con el boliche donde comenzó la violenta reyerta.

Todos los tamaños. La madrugada posterior al festejo por el Día del Amigo tuvo su costado de súper acción a la salida de "Ibiza Cantobar", en la esquina de 27 de Febrero y Magallanes, en el barrio villa Urquiza. El establecimiento, dijeron las fuentes, funciona allí desde hace un año y medio.

"Un sábado o domingo a la madrugada por aquí no se puede caminar. No sé cuánta gente entra, meten más de 300, seguro. Y no le hacen asco a nada. Vas a encontrar de todos los tamaños", explicó otro vecino de la cuadra, mientras hacía seña con su mano marcando estaturas desde el metro de altura hacia arriba.

Según la versión oficial, ayer a la madrugada, cerca de las 4.20, un llamado al 911 alertó a la policía sobre la posibilidad de un escruche -el robo de un domicilio cuando sus moradores están ausentes- en la veterinaria Ema, de 27 de Febrero casi esquina Garzón.

El móvil de la comisaría 19ª llegó al lugar y sus ocupantes constataron que se trataba de una falsa alarma, ya que los dueños estaban allí. Pero cuando los dos vigilantes subían a la patrulla para reiniciar la marcha, advirtieron el desarrollo de una gresca importante a las puertas de Ibiza.

Podían reconocerse dos facciones. Circularon unos pocos metros y a la altura del Club Social y Deportivo Fortín Falucho, a unos 40 metros de Ibiza, detuvieron la marcha al escuchar detonaciones de arma de fuego.

Entonces el cabo primero Manuel A., de 36 años, bajó de la patrulla y realizó un disparo al aire con su escopeta para marcar presencia. Como respuesta recibió un balazo en el glúteo izquierdo que terminó su recorrido en la parte posterior del muslo. Mientras el policía era socorrido por su camarada, arribó al lugar un móvil del Comando Radioeléctrico casi al mismo momento que, quemando caucho, salía con rumbo oeste por 27 de Febrero un Renault Clío rojo, con vidrios polarizados y llantas de competición. En su interior viajaban varios hombres.

La persecución. Así comenzó una persecución digna de cualquiera de las películas de la zaga "Rápido y furioso", pero en barrio villa Urquiza, que se prolongó por siete cuadras. Al llegar a Provincias Unidas, acosado por el móvil del Comando, el conductor del Clío quiso tomar la avenida pero no pudo completar la maniobra y el auto pegó contra el cantero central y tumbó. Después fue una marcha descontrolada con sus cuatro ruedas mirando al cielo, hasta que dos parantes de caño impidieron que ingresara a la mueblería "El Gallito de oro" y a la casa de autopartes "Avenida", ambas ubicadas en Provincias Unidas al 2500.

El auto dobló uno de los caños y arrancó el otro, de un diámetro similar al de un arco de fútbol. En el auto iban cinco personas: Ricardo M., 30 años; Maximiliano M., 19; Cristián D., 22 y dos menores de 17 años. Todos quedaron detenidos.

En el interior del auto fue secuestrado un revólver calibre 32 con tres proyectiles intactos y tres percutados. El calibre del arma podría ser compatible con la que hirió al cabo primero de la comisaría 19ª aunque "hay que esperar las pericias para saber si fue con la que le dispararon al policía", según confió una fuente de la pesquisa. El uniformado, en tanto, fue atendido en un primer momento en el hospital Carrasco y luego derivado, fuera de peligro, al Italiano.

Los civiles heridos. Una hora después del incidente ingresaron a la guardia del Clemente Alvarez dos hombres heridos de bala desde la zona de "Ibiza Cantobar". Edgardo M., de 21 años, residente en inmediaciones de Saavedra y Rouillón, con un balazo en el abdomen. Lo operaron y quedó internado. Nahuel A., de 19 años, y domiciliado en Felipe Moré al 3500, llegó con un balazo en el tobillo derecho. Recibió asistencia médica y fue dado de alta.

"La pelea fue áspera. Había varios pibes ensangrentados y sentados en el cantero central de 27 de Febrero, donde estacionan las motos, frente a Ibiza. Uno gritaba que le habían robado la moto. ¿Viste cómo es? A río revuelto, ganancia de pescadores", comentaba otro vecino de la cuadra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario