Policiales

Un policía y su hermano, presos por un doble homicidio

Dos jóvenes fueron asesinados a tiros en la localidad bonaerense de Quilmes Oeste.

Lunes 20 de Mayo de 2019

Dos jóvenes fueron asesinados a tiros en la localidad bonaerense de Quilmes Oeste y por el doble crimen detuvieron a un efectivo de la Policía Federal (PFA) y su hermano, quienes acusaron a las víctimas de haberlos asaltado a mano armada.

El hecho ocurrió el sábado a las 6.15 en esa localidad del sur del conurbano cuando tres jóvenes fueron baleados por otros dos que huyeron en auto. Fuentes judiciales indicaron que uno de los baleados, Gerardo Fleita, de 26 años, murió en el lugar y los heridos fueron trasladados al Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, donde falleció otro de los heridos: Gustavo Cardozo, de 24 años.

Personal policial secuestró vainas de calibre 9 milímetros en la escena del crimen y obtuvo a través de testimonios la descripción física de uno de los sospechosos. Mientras se realizaban las primeras diligencias, unos diez minutos después del tiroteo un auto con dos jóvenes chocó contra un puente. A raíz del choque, el conductor sufrió lesiones y quedó dentro del vehículo mientras que su acompañante, su hermano menor, intentó huir pero fue apresado. Según fuentes judiciales podría tratarse como uno de los implicados en el ataque.

El conductor del auto era Fernando Ezequiel Pérez, de 23 años y efectivo de la PFA, quien reconoció haberle disparado a los jóvenes al defenderse de un intento de robo. Sin embargo los investigadores creen que si los disparos se habrían producido en ese marco, el policía y su hermano deberían haberse quedado allí y avisar al 911 en vez de escapar.

Además no se hallaron armas de fuego en poder de las tres víctimas, lo que también debilita la versión de los sospechosos. La única arma secuestrada hasta ayer era la pistola reglamentaria 9 milímetros de Pérez, hallada en el auto colisionado.

Los sospechosos fueron indagados ayer por doble homicidio y ambos acusados se negaron a declarar ante el fiscal. Por el momento seguirán detenidos, el policía como partícipe primario y su hermano como autor.

La principal hipótesis apunta a que el policía le dio su arma a su hermano y éste fue el único que disparó a las víctimas. Esta pista que refiere que sólo se usó un arma en el hecho podrá ser confirmada a través del cotejo balístico que se realizará entre la pistola incautada y las vainas levantadas en la escena del crimen. Y si bien la versión del asalto fue prácticamente descartada ayer no estaba claro el móvil del crimen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario