Policiales

Un policía condenado a 12 años de prisión vaa juicio por lavado

Un ex policía condenado por el hallazgo de 1.600 kilos de marihuana en el contenedor de un camión abandonado en un basural de Arroyo Leyes será juzgado otra vez, en este caso por del delito de lavado de activos.

Miércoles 10 de Abril de 2019

Un ex policía condenado por el hallazgo de 1.600 kilos de marihuana en el contenedor de un camión abandonado en un basural de Arroyo Leyes será juzgado otra vez, en este caso por del delito de lavado de activos. Se trata de Alejandro "Aguja" Agüero, quien desde 2017 purga doce años de cárcel por "transporte de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas en forma organizada para cometerlo y por su calidad de funcionario público" y en unos días volverá al banquillo acusado, junto con su esposa y su padre, de "haber convertido y puesto en circulación en el mercado bienes provenientes de un ilícito penal" la esposa de Agüero y su padre.

El inicio del juicio, el primero por lavado de activos contra un narco santafesino, está previsto para el próximo 22 de abril ante un tribunal oral conformado por los jueces José María Escobar Cello, María Ivón Vella y Luciano Lauría. A cargo de la acusación estará el fiscal general Martín Suárez Faisal y el defensor oficial Julio Agnoli representará al ex policía.

Agüero fue uno de los doce condenados por el caso del camión con droga encontrado en 2014 en un basural de Arroyo Leyes, una localidad cercana a la capital provincial. Además de Aguja fueron hallados culpables otros nueve policías —dos oficiales sentenciados a seis años y siete suboficiales sentenciados a penas de dos años en suspenso— y dos civiles.

Crecimiento

Agüero está acusado de haber realizado junto con su esposa y su padre "significativas disposiciones patrimoniales, desproporcionadas respecto de las únicas fuentes de ingresos declarados por el grupo familiar, provenientes de sus salarios como empleados del Estado provincial".

En abril de 2014, antes de ser detenido por el hallazgo del camión, una denuncia anónima advertía sobre el crecimiento patrimonial ilegítimo del entonces sargento de la policía provincial, por entonces ya sospechado de estar ligado a la venta de drogas en la llamada "zona de la costa" cercana a la ciudad de Santa Fe.

Según la investigación, en esa época Agüero ganaba cerca de 8.500 pesos como policía, su esposa enfermera percibía unos 6.600 y 10 mil pesos cobraba su padre, portero del Ministerio de Educación. Sin embargo, por esos días la pareja había encarado costosas remodelaciones, en el orden de los dos millones de pesos, en la precaria casa que habitaban en el barrio Colastiné.

Por esos días también realizaron operaciones inmobiliarias y adquirieron distintos vehículos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});