Policiales

Un pibe de 21 años fue procesado por tres crímenes y dos ataques a balazos

Todos los hechos fueron cometidos entre enero y octubre de 2011 en la zona sur de la ciudad. Elías Gabriel Cáceres es parte de "Los cambichos", una gavilla de ladrones sin códigos.

Sábado 24 de Noviembre de 2012

Elías Gabriel Cáceres, de 21 años y conocido en la zona sur de la ciudad por el apodo de Cambicho, fue procesado por el juez de Instrucción Javier Beltramone como autor de tres asesinatos y otras dos tentativas de homicidio, hechos cometidos entre enero y octubre de 2011 y agravados por el uso de armas de fuego. En los cinco casos analizados por el magistrado, los testimonios dan cuenta de la existencia de la banda "Los cambichos", un grupo delictivo que en los últimos dos años estuvo en boca de los vecinos de los barrios Las Flores y La Granada (17 de Agosto), fundamentalmente por la violencia de sus atropellos y tropelías.

Cáceres fue apresado el 10 de febrero pasado por efectivos de la comisaría 21ª acusado de balear desde una moto, en inmediaciones del Casino City Center de Rosario, a Juan Manuel S., de 23 años. La víctima contó que le habían disparado desde una Yamaha YBR azul en la que iban dos pibes: Cambicho y Agustín A., un chico de 14 años que manejaba el rodado. Ese hecho, caratulado tentativa de homicidio doblemente agravado, es uno de los imputados al joven. El restante ocurrió en una vivienda de Pasaje 507 al 6300, en el barrio 17 de Agosto, el 20 de octubre de 2011. Aquel día, Juan Manuel N. recibió un balazo en el brazo derecho y otro en la pierna izquierda. El frente de su casa y dos autos estacionados recibieron al menos 14 disparos.

En el marco de la investigación, Cáceres quedó acusado además por las muertes violentas de Jonathan Rodrigo Fernández, el 20 de enero de 2011 en barrio Las Flores; de Claudio Andrés Sanabria, en La Granada el 28 de junio de ese mismo año; y de Juan Manuel Castro, en Villa Gobernador Gálvez, el 17 de octubre.

En la placita. Cuando Cambicho fue detenido en febrero de este año se supo que el muchacho tenía cuentas pendientes en los juzgados de Instrucción números 3, 4, 9, 13, 14 y 15. Pero como el antecedente más antiguo estaba en manos del juez Beltramone, fue este magistrado quien acumuló las causas. Las descripciones de los cinco hechos que colocan a Cáceres camino del juicio exponen el accionar de la gavilla de "Los Cambichos", pibes sin códigos, calificados por los residentes de la zona sur como atrevidos, gente expuesta a que el rugir del motor de una moto sea lo último que escuchen en sus vidas.

El primero de los crímenes por el cual se acusa a Cambicho Cáceres ocurrió el 30 de enero de 2011 a las 22.30 en una placita ubicada en Clavel y Estrella Federal. Allí estaban Jonathan Rodrigo Fernández, de 20 años; su compañera Micaela, de la misma edad; la hija de ambos, de 3 años; y un amigo del muchacho. Por el lugar pasaron caminando Cáceres, El pecoso y Jonita Avalos. Micaela testificó que al verlos, Fernández le dijo: "Ahí vienen Los cambichos. Agarrá la nena y andá para adentro (de la casa)". La mujer entró a su vivienda y enseguida escuchó decir a Jonita Avalos: "Tirale, matalo". Entonces se escucharon dos disparos y Fernández cayó agonizante en el piso.

La mujer relató ante el juez que después del incidente los amigos de Cáceres la amenazaron y se tuvo que ir del barrio. Otro testigo dejó constancia de que "no podría identificar a Cambicho, porque si se entera se la va a cobrar. Temo por mí y por mi familia, señor", dijo en su declaratoria. Por este crimen el juez Beltramone procesó a Cáceres por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y con el concurso premeditado de dos o más personas, en calidad de coautor. Otro detalle: en este crimen se mencionó que Jonita Avalos era parte del trío asesino. Ese pibe, de 17 años, fue asesinado a balazos el 7 de junio pasado en inmediaciones de Melián y Caña de Ambar.

El crimen de Caioio. El martes 28 de junio de 2011 el apodo de Cambicho volvió a resonar en la escena de un crimen por segunda vez en pocos meses. Fue en el asesinato de Claudio Andrés Caioio Sanabria, de 29 años, un hombre con prontuario abierto al que siete plomos calibre 9 milímetros lo mataron frente a un pasillo de Pasaje 512 al 6300, en el barrio 17 de Agosto.

Un testigo presencial del hecho contó que eran las 12.45 de aquel día cuando Sanabria estaba junto a un amigo en el lugar mencionado. Entonces, en una Yamaha Crypton color azul conducida por un pibe llamado Agustín, llegó Cambicho Cáceres. El contexto no era el mejor. El día anterior, a una prima de Sanabria le habían robado una moto y la chica acusó a Cáceres y a Jonita Avalos como los autores. Sanabria fue y recuperó la moto. Eso motivó que le balearan el frente de la casa. Por ese ataque fue acusado Jonita.

Más tarde, a la hora señalada, la Yamaha Crypton azul se detuvo frente a Sanabria. El testigo contó que Cáceres increpó a Sanabria y sacó una pistola calibre 9 milímetros. La víctima no se amedrentó y sacó su fierro. Pero se le trabó y eso selló su destino con siete impactos de balas. Una vez detenido, Cáceres fue indagado y respondió: "No voy a declarar ni a contestar preguntas hasta tanto no hable con mi defensora". Beltramome lo procesó por homicidio simple en concurso real con el de lesiones graves calificadas por el uso de arma de fuego y portación de arma de fuego.

A quemarropa. El tercer homicidio por el que se procesó a Cambicho ocurrió el 17 de octubre de 2011 a la tarde en General López y Mendoza, una esquina del barrio Pueblo Nuevo, en Villa Gobernador Gálvez. La víctima se llamó Juan Manuel Castro y tenía 22 años. El muchacho caminaba por la primera de las arterias mencionadas en dirección a la casa de su novia y, delante de ella, fue interceptado por dos hombres que llegaron en una moto Yamaha Crypton negra y un Renault 19 bordó.

Según la joven, de la moto bajó un menor de 17 años y del auto lo hizo el propio Cambicho, arma en mano. "Escuché que dijeron «ahí está». Y cuando mi novio cruzó la calle, (Cáceres) se le metió de prepo en el medio, le puso el arma en el cuello y vi cuando le disparó". Castro recibió tres impactos. Al ser indagado por el hecho, Cambicho se abstuvo de declarar. El juez Beltramone lo procesó por homicidio doblemente agravado por la participación de menor y utilización de arma de fuego y por portación de armas de fuego sin autorización.

Flaquito

“Yo al Elías (Cáceres) lo tengo bien fichado del barrio. Sé que mató a un par de pibes más. Era él, estoy seguro. Es morochito, mide 1,70 metro más o menos, tiene el pelo así medio ondulado, es flaquito”. Esa fue la descripción que hizo de “Cambicho” Juan Manuel S., uno de los hombres atacados a tiros por el joven ahora procesado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario