Policiales

Un mural, el recuerdo y un pedido de justicia

Domingo 23 de Junio de 2019

Ayer, el mismo día en que Franco Casco hubiese cumplido 25 años, la Multisectorial contra la Violencia Institucional llevó adelante una jornada de recuerdo y pedido de justicia “para pelearle al olvido”. La misma se realizó a partir de las 12 en la Plaza de las Américas (Salta e Iriondo) donde hubo una olla popular y se pintó un mural del joven asesinado tras estar preso en la seccional 7ª y cuyo cuerpo apareció 22 días más tarde en el río Paraná. El caso es investigado por la Justicia Federal como desaparición forzada seguida de muerte luego de que distintas medidas probatorias dieran cuenta de que dentro de la seccional Franco fue sometido a torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes (ver nota central).

   Según refirió Ramón Casco, el padre de Franco, “la idea de pintar un mural con la cara de mi hijo en esta plaza surgió porque es la zona donde fue detenido por la policía”. Y se lamentó de que todavía no haya fecha para el inicio del juicio oral al cual llegarán imputados 18 policías, aunque fuentes judiciales aseguraron que tras la feria de invierno y con los últimos resultados periciales todo se encamina a que comience el debate.

   En tanto, hoy a las 15, en la plaza César Tabares de Callao y Cazadores (Arijón al 2700) habrá una mateada y se restaurará el mural de David Campos y Emanuel Medina, dos amigos acribillados a balazos en junio de 2017 por agentes del Comando Radioeléctrico y la Policía de Acción Táctica tras una persecución vehicular.

   Para la Multisectorial contra la Violencia Institucional ese hecho fue “arbitrario e indiscriminado” y “desobedeció los criterios de necesidad, racionalidad y proporcionalidad exigidos para el uso policial de la fuerza y, en particular, para disparar sus armas de fuego reglamentarias”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario