Policiales

Un muerto en fatal tiroteo en el ingreso de un Fonavi de la zona sur

Un joven de 24 años recibió tres balazos en el pecho luego de enfrentarse con los ocupantes de una casa, quienes se fugaron. Hasta ayer no se habían establecido las causas.

Domingo 15 de Marzo de 2015

Una tremenda balacera sobresaltó la madrugada de ayer a los vecinos de un sector del barrio Las Heras, en la zona sur, cuando dos grupos se enfrentaron a tiros en la vereda y uno de los contrincantes, de 24 años, recibió tres balazos. Hasta anoche, al cierre de esta edición, los investigadores no habían precisado la motivación del ataque. Tampoco habían localizado a los autores de los disparos mortales.

Sin palabras. A las 3 de ayer unas veinte detonaciones sacudieron a los habitantes de los tres complejos Fonavi ubicados en Esteban de Luca al 100, entre Pericles e Hipócrates. Hasta allí llegaron, según contaron los vecinos, Luis María Olivera y otro joven. Al parecer, sin que hubiera un diálogo previo, los recién llegados comenzaron a disparar hacia la casa situada en el inicio del pasillo de uno de los Fonavi. Allí vivían tres hombres que, según testigos, “les robaban a la gente” que vive en los complejos habitacionales.
  “Primero los dos tipos que llegaron le tiraron a uno de los que estaban en la casa y después éstos le dieron al muchacho que murió. Escuché un tiro y después otros cuatro”, contó un hombre que vive en la cuadra. En medio de la balacera, Olivera fue alcanzado por tres balazos que le perforaron el pecho.
  El muchacho de 24 años se derrumbó malherido al suelo y el joven que lo acompañaba lo arrastró unos 50 metros por el pasillo del Fonavi hasta la cortada Congreso de Tucumán, donde murió poco después. “Cuando llegó la policía estaba boca arriba y despedía sangre”, señaló una fuente policial.
Antiguos problemas. Al parecer Olivera, conocido como “Chanchi”, vivió en el barrio las Flores y actualmente ocupaba una casa en la cortada Medici, en la zona sur de la ciudad.
  Vecinos que dialogaron con este diario dijeron que su nombre “sonaba” en el barrio, pero que no frecuentaba la zona. “Suponemos que se tirotearon por un problema que viene de antes”, presumió un muchacho de la barriada.
  Los habitantes de la cuadra no se atrevieron a salir cuando los balazos comenzaron a retumbar en la cuadra. Después de que las detonaciones cesaron, algunas personas se contactaron con el 911 para dar aviso de lo que había ocurrido. Los vecinos se quejaron de la actuación del Sies y de la policía. “La ambulancia demoró una hora y media en llegar y la policía media hora”, señaló un muchacho.
  Un rato después de consumado el homicidio, la cuadra donde ocurrió el crimen se inundó de sollozos y lamentos de allegados del joven fallecido. “Había chicas llorando y se escuchaban insultos y gritos”, dijeron en el barrio.
Ilegal. La casa que ocupaban los atacantes de Olivera es de material y el techo tiene una parte de chapa. Según los vecinos, fue construida por sus dueños en forma ilegal. “La hicieron sobre la vereda y el pasillo y eso no está permitido por la Municipalidad. Incluso vinieron para que no siguieran con la construcción, pero igual la hicieron”, se escuchaba ayer al mediodía en la barriada.
  También se quejaron de la ola violencia que atraviesa ese sector del barrio Las Heras, en Esteban de Luca y la cortada Barcalá. “Ya no podemos sentarnos en la vereda”, se quejaron. Como un signo inequívoco de la balacera, los cristales de dos ventanas de los dueños de casa atacada fueron perforados.
  Ayer, quienes viven en esa propiedad no estaban. “Se fueron y dejaron la puerta abierta. Hasta el televisor quedó prendido”, comentaron, y agregaron que los efectivos de la comisaría 11ª se “llevaron tres motos” de la propiedad, al parecer, de los dueños de la vivienda involucrada. A su vez, los peritos de la policía científica recogieron varias vainas servidas en la escena del hecho.
  Los vecinos dijeron que se sentían hostigados por esas personas. “Les robaban a los que vivimos en el barrio. Además hacían reuniones con más de 50 personas, inclusive con menores”, se lamentaron. El violento suceso es investigado por el fiscal de Homicidios Miguel Moreno y la Policía de Investigaciones (PDI).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS