Policiales

Un juez federal debe investigar el episodio en el que fue baleado el comisario Valdés

La Cámara determinó que el caso vuelva al juzgado de Francisco Miño, que lo había rechazado por cuestiones de competencia.

Martes 03 de Diciembre de 2019

La Cámara Federal de Apelaciones de Rosario dispuso que el hallazgo de metanfetamina en un bolso del ex jefe de la Delegación Santa Fe de la Policía Federal (PFA), Mariano Valdés, sea investigado por el juez federal de la capital provincial Francisco Miño, quien había rechazado el caso por motivos de competencia. La resolución del camarista Aníbal Pineda tiene en cuenta que el bolso en cuestión fue encontrado en una camioneta en cercanías de la referida delegación y que tanto Valdés como su segundo y también imputado, Higinio Bellagio, integraban esa repartición en la ciudad de Santa Fe por lo que "no se puede descartar que se hayan valido de tal rol para cometer los delitos investigados".

En tanto, fuentes judiciales indicaron que a partir de esta decisión también quedará en manos de la Justicia federal resolver sobre los delitos de encubrimiento y sustracción de pruebas —entre otros— que la Justicia provincial les había imputado a Valdés y Bellagio como consecuencia del ataque a tiros que el primero sufriera el 9 de septiembre en la autopista Rosario-Buenos Aires.

Oscuro episodio

El origen de esta controversia se remonta al pasado 9 de septiembre cuando Valdés fue baleado en un oscuro suceso en inmediaciones del acceso a Villa Constitución, cuando viajaba a Santa Fe junto con una suboficial de la Policía Federal. Desde el comienzo el comisario brindó una versión por demás de contradictoria sobre lo ocurrido que le terminaron valiendo una imputación por encubrimiento y entorpecimiento de la investigación, mal desempeño en sus labores de funcionario público y alteración de la escena. La cadena de encubrimientos incluyó a Bellagio, entonces segundo de Valdés.

El caso adquirió otro giro cuando se hallaron restos de metanfetaminas en un bolso que fue retirado de la escena del hecho por Bellagio, que admitió haberlo llevado desde un sanatorio de Arroyo Seco a la ciudad de Santa Fe. Ese hallazgo implicó que la jueza que había imputado a ambos jefes policiales en Villa Constitución, Marisol Usandizaga, se declarara incompetente sobre el hallazgo de droga y remitiera las actuaciones a la Justicia federal.

Entonces el fiscal federal santafesino Walter Rodríguez, a cargo de investigar a policías de la Delegación Santa Fe de la PFA por sus vínculos con el narcotráfico, reclamó intervenir en este hecho. Sin embargo, el juez Miño rechazó ese pedido por considerar que "no había indicios suficientes que vincularan a Bellagio y Valdés con maniobras compatibles con el comercio de estupefacientes".

"Todavía no está del todo comprobado, más allá de que había partículas, que había metanfetaminas y anfetaminas" en el bolso que hallaron en el despacho del comisario, y que, "en caso de haberlo, tampoco queda claro si hubo el mismo día de la balacera".

La resolución fue apelada por la fiscalía federal y la Cámara Federal de Rosario resolvió que el caso debía ser investigado por el juzgado Federal Nº 2 de la ciudad de Santa Fe, a cargo de Miño.

"No podemos soslayar la gravedad institucional que representa la posible comisión de delitos de narcotráfico por autoridades superiores de la Policía Federal, quienes tienen a cargo la importante función de prevenir, perseguir e investigar dichos delitos", señaló el juez Pineda, y agregó que tanto el fiscal federal Claudio Palacín como la defensa de Valdés coinciden en que resulta competente la Justicia federal para intervenir.

Y respecto de la competencia territorial, el camarista destacó que el bolso fue hallado en una camioneta cerca de la delegación Santa Fe de la PFA, "en jurisdicción del Juzgado Federal de Santa Fe", y que "no se puede descartar" que Valdés y Bellagio hayan cometido esos delitos valiéndose de sus roles como integrantes de la delegación capitalina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario