Policiales

Un juez declaró ilegales las detenciones en operativos de saturación

Un juez de Venado Tuerto declaró ilegal los operativos de saturación policial ordenados por el Ministerio de Seguridad de Santa Fe en esa ciudad al considerar que, al realizar detenciones sin justo motivo, representa una amenaza a la libertad ambulatoria de los habitantes.

Lunes 25 de Marzo de 2019

Un juez de Venado Tuerto declaró ilegal los operativos de saturación policial ordenados por el Ministerio de Seguridad de Santa Fe en esa ciudad al considerar que, al realizar detenciones sin justo motivo, representa una amenaza a la libertad ambulatoria de los habitantes. Según el magistrado las acciones denominadas de "saturación" implican una errónea aplicación de la denominada "detención por averiguación de antecedentes". En Coronda hubo una resolución judicial idéntica, confirmada por la Cámara Penal, dictada en 2016.

El juez Benjamín Revori admitió un hábeas corpus planteado a partir de privaciones de libertad en el marco de operativos de saturación dispuestos en Venado Tuerto y Firmat y concretados por la Unidad Regional VIII de policía, según indicó el portal de noticias Venado 24. El incidente que dio lugar a la presentación del recurso judicial ocurrió el 7 de septiembre del año pasado, cuando durante uno de esos operativos dos mujeres, locutoras de una radio venadense, trataron de filmar con el celular el procedimiento de detención de tres hombres en el lugar.

Efectivos policiales las advirtieron y les exigieron su identificación. Ante la no exhibición de la credencial de periodistas, fueron invitadas a retirarse pero ante preguntas periodísticas sobre el operativo terminaron detenidas y trasladadas a la comisaría 12ª de Venado Tuerto. Según el acta , "se dejó constancia de una supuesta perturbación que no existió porque el procedimiento siguió normalmente, según se podía apreciar en las imágenes obtenidas del sistema de videovigilancia en funcionamiento", indicó el abogado Ignacio Blanc Codina, que planteó el hábeas corpus.

El magistrado solicitó a la policía las órdenes de actuación que fueron presentadas por la UR VIII. El juez Revori consideró que no es irrazonable que la policía opere la detención de personas "frente a «sospechas o indicio cierto» de preparación o comisión de ilícito calificado como delito o contravención". Pero que por indicio o sospecha "debe entenderse alguna característica objetiva en la que se fundamente esa valoración, es decir, una conducta o signo externo perceptible por los sentidos que revelaran la intervención de un delito o falta". Esto es lo que faltó en la detención de las mujeres.

Para el juez en los operativos de saturación, sobre todo de vehículos en ruta de acceso a la ciudad, se induce a confusión a los policías, con órdenes de servicios que permiten inclinar a los efectivos "a pensar que están autorizados a detener personas para exclusivos fines de identificación y sin ningún sentido materialmente justificativo en orden a un delito o contravención, tal cual era antes de la reforma de la ley".

Por esto requirió al jefe de policía que instruya al personal a su mando que sólo podrán detener cuando haya indicios concretos sobre personas que puedan relacionarse con la preparación de un ilícito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});