Policiales

Un joven resultó herido tras un violento intento de asalto en la autopista a Córdoba

Fue esta tarde, en el kilómetro 302, cuando un muchacho llegó para ayudar a su tío, a quien se le había descompuesto el vehículo. En ese momento apareció un joven y le disparó sin que mediera palabra. El delincuente fue detenido por la gente. 

Miércoles 02 de Marzo de 2016

Un violento intento de asalto se produjo esta tarde en la autopista Rosario-Córdoba, en la que un joven que acudió en ayuda de su tío resultó herido en el abdomen por un delincuente. 
 
"Es la segunda vez que lo sufrimos en carne propia. Las dos veces la sacaron barata, porque la otra vez no fue más que el susto y ahora solo o hirieron", dijo, entre llantos, la tía del chico herido que no dejaba de increpar al ladrón que estaba en el interior de la camioneta esperando ser trasladado a la comisaría. 
 
El hecho sucedió en el kilómetro 302, cuando el auto en el que circulaba Darío sufrió un desperfecto mecánico y debió parar al costado de la ruta. Y como no lo pudo solucionar decidió llamar a su sobrino para que le diera una mano. Pero cuando estaban tratando de encontrar el problema apareció un chico y sin mediar palabra le apuntó al abdomen al joven que había llegado para ayudar y le disparó. 
 
Posteriormente, el titular del auto forcejeó con el ladrón, le sacó el arma y lo redujo con la ayuda de automovilistas y un camionero que pasaba por el lugar y paró para ayudarlo.  
 
"Se me rompió el auto, estuve parado un rato largo y conmigo estuvo un rato Vialidad Provincial. Posteriormente llamé a mi sobrino para que me diera una mano y cuando los dos estábamos revisando el auto, apareció este joven de la nada", contó Darío en diálogo con canal 5. 
 
Consultado sobre si lo había visto llegar, comentó: "Primero lo vi que cuando pasaron con un carro por acá, pero se ve que cuando la gente de Vialidad se fue volvió. Vino directamente le puso el arma en la panza y disparó". 
 
El revólver calibre 38 quedó en el piso de la traza luego de que Darío forcejeara con el delincuente y lograra reducirlo con la colaboración de otros automovilistas y retenerlo hasta que llegó la policía. 
 
"Yo estaba dentro del auto, se ve que que no me vio, porque vino y le disparó a mi sobrino. Cuando yo veo que saca el arma y se lo pone en la panza, lo alcanzó a reducir, le sacamos el arma de la mano y lo tiramos al piso", argumentó. 
 
"Yo viajo siempre por acá y en la semana se escuchan muchos de estos robos en la autopista. No pensé que me iba a pasar", contó aún conmovido por la situación. 
 
"Lo perdonaron, porque el tiro fue para matarlo, la sacaron barata. Todas las semanas lo mismo, hasta cuando te van a sacar la vida por nada, por una moto o por un par de zapatillas", dijo compungida la tía del joven herido. 
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario