Policiales

Un ex jefe policial seguirá preso por cobrar coimas

El ex jefe de la alcaidía mayor de la Unidad Regional XVII de San Lorenzo continuará en prisión preventiva por al menos dos meses más. Se trata de José Budiño, preso desde agosto pasado acusado de recibir dinero a cambio de otorgar beneficios a distintas personas que estaban privadas de la libertad, lo que le valió una imputación por cohecho e incumplimiento de los deberes de funcionario público, así como exacciones ilegales en siete hechos.

Miércoles 04 de Diciembre de 2019

El ex jefe de la alcaidía mayor de la Unidad Regional XVII de San Lorenzo continuará en prisión preventiva por al menos dos meses más. Se trata de José Budiño, preso desde agosto pasado acusado de recibir dinero a cambio de otorgar beneficios a distintas personas que estaban privadas de la libertad, lo que le valió una imputación por cohecho e incumplimiento de los deberes de funcionario público, así como exacciones ilegales en siete hechos.

En una audiencia realizada el lunes en los Tribunales de San Lorenzo el fiscal Aquiles Balbis solicitó una prórroga por 60 días, mientras que la defensa pidió morigerar el arresto con una prisión domiciliaria por el término de un mes. Sin embargo, el juez Eugenio Romanini hizo lugar al pedido del fiscal.

Fuentes judiciales recordaron que Budiño está imputado por delitos ocurridos en una fecha indeterminada pero previos al 8 de abril de este año cuando, según la acusación, recibió dinero a cambio de otorgar beneficios a presos de la alcaidía. También se le atribuyó haber permitido el acceso y la permanencia de elementos prohibidos en poder de los internos alojados que constituían un peligro para la seguridad del penal, así como de los agentes y de los propios internos.

Finalmente, también fue imputado por haber permitido el ingreso y permanencia en la alcaidía de dos mujeres a pesar de que, más allá de la prohibición para alojarlas, el Ministerio Público de la Acusación había ordenado que fueran trasladadas a la nueva alcaidía de Rosario. En ese momento Budiño se impuso por sobre el personal subalterno que debía encargarse de ejecutar dicho traslado.

Asimismo, agregaron los voceros consultados, se le atribuye haber exigido a al menos siete personas dinero en efectivo para poder ser trasladadas desde su lugar de alojamiento en la alcaidía a una habitación del penal en la cual podían gozar de ciertos beneficios. En ese sentido se recuerda que al allanar el penal se hallaron en las "celdas vip" más de diez teléfonos celulares, seis cuchillas de carnicero, televisores de 40 y de 50 pulgadas, bebidas alcohólicas y hasta cajas de pizzas que llegaban con delivery.

Desde agosto

Budiño fue apresado a comienzos de agosto cuando la jueza Griselda Strólogo aceptó las imputaciones en su contra pero lo liberó. Sin embargo, un mes después la Cámara Penal de Rosario revocó la libertad y el comisario quedó en prisión preventiva por 90 días. La medida fue revisada el lunes y se resolvió la prórroga.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario