Policiales

Un enfrentamiento a tiros en la zona noroeste dejó dos jóvenes heridos

Todos indica que ambos muchachos eran ajenos al tiroteo del que resultaron víctimas y que tiene que ver con la lucha por el narcomenudeo barrial

Sábado 28 de Diciembre de 2019

Muy poco es lo que parece haber cambiado en cuanto a la violencia callejera en los barrios El Churrasco, La Cerámica y Parque Casas, jurisdicción de las seccionales 10ª y 30ª en la zona noroeste de Rosario. Un año atrás el resumen policial de 2018 marcaba un cuadrado de 10 cuadras por 10 como un punto rojo en el "mapa de calor" de la violencia urbana. Un área en disputa entre las huestes de Emanuel "Ema Pimpi" Sandoval y Olga "La tata" Medina por el lidrazgo en el negocio del narcomenudeo. Este año el primero fue asesinado en un masacre en la que murieron otros dos jóvenes; y la mujer fue puesta tras las rejas por la Justicia Federal. Pero los ataques a balazos continuaron.

A tal punto que el jueves a la tarde una balacera sobresaltó a los residentes en las inmediaciones de Washington y Esquivel. Allí, un hombre de 24 años resultó gravemente herido y otro de 26 recibió un disparo que le fracturó el tobillo. Los heridos eran ajenos a cualquier disputa, según confiaron voceros de la pesquisa. Algunos vecinos, en tanto, señalaron a un tal "Nono", uno de los varios hermanos de "Ema Pimpi", como uno de los tiradores.

Tres años de disputa

Durante 2018 La Capital realizó al menos tres notas tratando de penetrar en el entramado de violencia que se sostiene en los últimos tres años en los barrios delimitados por avenida Sorrento, calle Baigorria, la vía que corre paralela a Machaín y la serpenteante traza de Casiano Casas y Cavia. Un sector que incluye a las humildes barriadas La Esperanza, El Churrasco, Parque Casas y La Cerámica.

El conflicto estaba motorizado por la puja entre "Ema Pimpi" y "La tata" Medina. Un año atrás la zona estaba aún conmocionada por los asesinatos de Maite Ponce, de 5 años, en Ávalos al 1800 (a metros de Ghiraldo y Boedo) ocrrido el 4 de julio; la de los primos Nicolás Ezequiel Cóceres, baleado el 9 de septiembre, y Mauro Alberto Barrionuevo, tiroteado el 31 de octubre, ambos en inmediaciones de Pizurno al 1900; o el de Nair Riquelme, ejecutada de un balazo en la cabeza en una humilde casa de Washington al 2100, en lo más profundo del barrio Puente Negro, el 30 de noviembre.

Un año más tarde, "La tata" Medina fue detenida y su banda parcialmente sacada del juego. "Ema Pimpi", en tanto, fue ejecutado el viernes 25 de octubre pasado en una casona de barrio La Florida en la que cumplía prisión domiciliaria con tobillera electrónica a la espera de un juicio por una triple tentativa de homicidio al que nunca llegó y en el que fue condenado su hermano Lucas a 11 años de cárcel.

"Ema Pimpi" se hizo celebre por haber aceptado penalmente ser la persona que baleó la casa del entonces gobernador de la provincia Antonio Bonfatti en octubre de 2013 y por estar sindicado como uno de los que manejaba la venta de drogas al oeste de bulevar Rondeau, un caso que concluyó en un juicio abreviado en el que Sandoval recibió 3 años de prisión en suspenso y el ex primer mandatario retiró la querella que había presentado.

Nuevos nombres

Hoy, los vecinos hablan de que las batallas por el control de las calles están dominadas por la banda de Iván, de la que uno de sus socios fuera baleado el pasado 22 de agosto en el cruce de Miller y Ghiraldo tras una persecución policial; y una gavilla encabezada por una mujer apodada "Yani", detrás de la que se encolumnan los tira tiros que trabajaban para el asesinado "Ema Pimpi".

Así las cosas, tres semanas después del crimen en La Florida, la madre de Emanuel Sandoval denunció que su casa, en inmediaciones de Cavia al 1300, había sido tiroteada y la Justicia dispuso una custodia policial.

El 13 de diciembre, agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) realizaron media docena de allanamientos para detener sospechosos por el crimen de "Ema Pimpi". Tres de ellos fueron en la zona señalada: Ghiraldo al 1800, Castagnino al 1900 y Ávalos al 1900. Hubo tres demorados que rápidamente recuperaron la libertad.

Un auto y una moto

En ese contexto el jueves, pasadas las 18 y en inmediaciones de Washington y Esquivel, muchos vecinos de la zona buscaban en la vereda un poco de alivio al calor posterior a la tormenta. Fue entonces que todo sucedió una vez más. Según con quien se hable hubo uno, dos o tres cruces de balazos que tuvieron como epicentro una vivienda de pasillo en Esquivel al 1300 donde residiría la novia del apodado "Nono" Sandoval.

Un ataque a balazos contra esa vivienda, por personas que circulaban en un Ford EcoSport habría motivado la respuesta de "Nono", quien presuntamente salió de la casa de su pareja con un arma en la mano y con el primer disparo hirió a Maximiliano Ezequiel M., de 26 años, con un impacto en el tobillo. Enseguida irrumpió en la escena una moto Honda Tornado blanca y negra desde la que uno de sus ocupantes disparó a mansalva. Como resultado, Diego Osvaldo M., de 24 años, fue alcanzado por un disparo en la zona lumbar derecha con orificio de entrada y salida. Los vecinos indicaron que los heridos eran víctimas inocentes del ataque. Ambos quedaron internados.

El relato barrial colocó a una casa de pasillo ubicada sobre Esquivel, a metros de Blas Parera, como la escena principal del hecho. "Escuchamos detonaciones, pero nadie quería salir a ver. Le dijimos a Diego que no saliera, pero cuando los vecinos se asomaron, salió. Y detrás de él fuimos todos. Vio unos conocidos y se pusieron a charlar en la vereda", explicó una familiar del muchacho herido.

"Apareció una Honda Tornado con dos pibes que empezaron a disparar. Hicieron cuatro o cinco disparos. Y ya venían tirando para este lado (Esquivel al 1300) desde una cuadra antes. Ahí hirieron a Diego en las costillas. La guerra había arrancado un par de cuadras antes", agregó un hombre bajo reserva de identidad. Otros residentes indicaron que el ataque a balazos contra la casa de pasillo provino del interior de un Ford EcoSport bordó.

Una pariente del muchacho herido en el tobillo fue una de las vecinas que apuntó contra "Nono" Sandoval como uno de los que dispararon. "Mi marido salió a comprar unas tortas fritas y se encontró con Diego Se conocen de años, de acá del barrio. Cuando estaban charlando, salió «Nono» de la casa de la novia (la vivienda de pasillo baleada dando inicio a la saga de violencia) y empezó a disparar. Ahí apareció una Honda Tornado blanca y negra desde la que también dispararon. En la moto iban un tal Andrés y un tal Angel", explicó la mujer.

Otros vecinos indicaron que también fue baleado el frente de una casa de calle Miller al 1800, aunque allí no se registraron heridos. Las actuaciones judiciales quedaron en manos del fiscal en turno de la Unidad de Flagrancia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS