Policiales

Un detenido con cocaína e ira de vecinos en Tablada

La policía de la provincia detuvo ayer en el barrio Tablada a un hombre de 45 años que quedó acusado de comercialización de estupefacientes. En su casa secuestraron unos 200 gramos de cocaína y documentación que acreditaría el funcionamiento de un local de venta de drogas en su domicilio.

Viernes 18 de Enero de 2008

La policía de la provincia detuvo ayer en el barrio Tablada a un hombre de 45 años que quedó acusado de comercialización de estupefacientes. En su casa secuestraron unos 200 gramos de cocaína y documentación que acreditaría el funcionamiento de un local de venta de drogas en su domicilio.
  El allanamiento motivó la reacción de vecinos de la zona de Presidente Quintana y Chacabuco, dos cuadras al oeste del Tanque de Grandoli, quienes denunciaron que el procedimiento fue abusivo y anunciaron que accionarán ante Estado provincial para reclamar resarcimiento por los destrozos en sus hogares.
  El detenido es Luciano Chanchi César, quien estuvo imputado por el crimen del barrabrava de Central Hugo Sapo Taborda, ocurrido en junio de 2000. El hecho provocó un ataque a tiros dentro del edificio Tribunales y motivó la instalación de los detectores de metales que hoy funcionan en los cuatro accesos del edificio (ver aparte).

Sitio marcado. El procedimiento de ayer en la casa de Presidente Quintana a la altura del 80 bis fue ordenado por el juez Federal Félix Angelini al cabo de una investigación de tres meses que desarrollaba en el lugar la Dirección de Prevención y Control de las Adicciones (ex Drogas Peligrosas de la provincia), al mando de Alejandro Franganillo.
  Con cuatro órdenes de allanamiento y la colaboración de la Tropa de Operaciones Especiales, cincuenta efectivos irrumpieron a las 7 de la mañana de ayer en la cuadra y, entre otras, inspeccionaron la casa de César.   
  Allí encontraron alrededor de 70 bochitas de cocaína, lo que representa más de 80 gramos de esa sustancia, y diez pilas de 10 gramos cada una conteniendo cocaína. “En total fueron casi 200 gramos de cocaína”, indicó un vocero policial. Además, hallaron 2.700 pesos, celulares y documentación.
  En una casa vecina que estaba desocupada y aparentemente en reparación también encontraron elementos que se usaban allí mismo para fraccionar y vender la droga, una cuchara con restos de cocaína y una agenda, dijo una fuente del caso.
  César quedó imputado de tenencia de estupefacientes para comercialización. Las sospechas recayeron sobre él “porque están filmados y registrados sus movimientos”, precisó un portavoz. “Estamos tratando de apuntar a los comerciantes de drogas, que de otro modo se hacen fuertes y se apoderan de toda una zona”, observó Franganillo tras el operativo.
  Tras la medida policial se alzó la voz de los vecinos de César, quienes denunciaron que el procedimiento fue “abusivo” y que “rompieron cinco casas de alrededor”.

Reclamos. “Ellos denuncian que el procedimiento fue brusco y poco delicado. Que la gente les abría la puerta pero los policías, encapuchados, les rompieron ventanas y cosas. Si el juez pidió moderación, ¿quién dio la orden de cometer daños?”, cuestionó la abogada de César, Susana Zulkarneinuff, quien planea acompañar hoy a los vecinos a “denunciar los excesos” del procedimiento en la Justicia provincial y reclamar una indemnización en la provincia.
  Al respecto, el comisario Franganillo señaló que la modalidad de trabajo de los grupos tácticos consiste en “irrumpir” en los sitios a allanar. “Si no abren la puerta inmediatamente, los grupos tácticos irrumpen y reducen. Hay que tener en cuenta que vamos sobre lugares que han sido investigados y no a buscar una licuadora. En los temas de drogas no podemos jugar con el tiempo y no sabés con qué te vas a encontrar”, precisó el oficial.

El crimen y los tiros

El hombre apresado ayer en Tablada había estado detenido en 2000 por el crimen del barrabrava de Central Hugo Bernardo Taborda, del que fue sobreseído por “legítima defensa”, según su abogada.
  El caso cobró notoriedad al derivar en una balacera en un pasillo de tribunales, cuando los familiares de la víctima fueron a vengarse de los allegados de César durante un careo.
  Taborda fue asesinado el 8 de julio de 2000. Fue hallado agonizante dentro de una cuneta de Esmeralda y Presidente Quintana, con tres balazos en cuerpo. A pocos metros de él estaba su auto.
  El 6 de noviembre de 2000, dos hermanos de Taborda fueron detenidos por efectuar los disparos en un pasillo del segundo piso de Tribunales. Entonces, un balazo rompió un vidrio y otro casi le pega a un sumariante. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario