Policiales

Un detenido por balear a un muchacho en zona sur

Un revólver calibre 38 Special envuelto en una remera ensangrentada y escondido detrás de un chapón en el patio de su casa. Eso fue lo que terminó por involucrar a Eduardo M...

Viernes 04 de Enero de 2008

Un revólver calibre 38 Special envuelto en una remera ensangrentada y escondido detrás de un chapón en el patio de su casa. Eso fue lo que terminó por involucrar a Eduardo M. en el brutal ataque a un joven ocurrido en los primeros minutos de 2008 en la zona de Batlle y Ordoñez y Ayacucho. Ahora los investigadores realizarán una pericia al artefacto para establecer si los proyectiles que hirieron a Esteban Olivera salieron de allí.

  El episodio ocurrió el martes poco después de las 12. Olivera, según fuentes policiales, había salido de la casa de su madre en dirección a la vivienda de un amigo. En el camino fue interceptado por un hombre que bajó de un Renault 18, lo tomó de los hombros y le efectuó dos disparos. Uno de los plomos impactó en el muslo derecho. El otro dio en el cráneo y quedó alojado en el cuello. Olivera fue internado en un hospital y asombrosamente se salvó.

  Investigadores de la Inspección de Zona 3 y de la seccional 11ª de policía establecieron que el presunto autor sería un hombre apodado Peloncho, dueño de un prontuario bastante abultado. Los detectives lo arrestaron ayer a la tarde en su casa del pasaje Boquerón al 330, donde encontraron un revólver 38 que ahora será peritado con las balas extraídas a la víctima. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario