Policiales

Un conflicto de género, un crimen y una joven con condena ratificada

Celeste Morlivo pasará 14 años presa por asesinar a un hermano de su ex padrastro, quien era ajeno a la violencia sufrida por ella, su hermana y su mamá.

Domingo 17 de Marzo de 2019

La Cámara Penal ratificó la condena a 14 años de prisión para una joven que asesinó a un hermano de su ex padrastro. El fallo había sido apelado por la defensa, que desde el comienzo del juicio oral había pedido al tribunal que tuviera en cuenta el contexto de violencia de género que tanto la acusada como su madre y su hermana habían padecido durante unos siete años. Sin embargo, los camaristas confirmaron la resolución de los jueces de primera instancia por considerar que la víctima del crimen era ajena al conflicto entre su hermano y la familia de la agresora.

En septiembre del año pasado Celeste Ayelén Morlivo fue condenada por el crimen de Nicolás López, ocurrido el 5 de octubre de 2014. Si bien el fiscal Adrián Spelta había pedido 20 años de prisión, los jueces Mónica Lamperti, Patricia Bilotta e Ismael Manfrín condenaron a la joven a 14 años tras las rejas.

Contexto

Tal como se ventilara en el juicio oral, días antes del crimen la madre de Celeste, llamada Nora, había denunciado a su ex pareja Alejandro L. por violar una restricción de acercamiento que le habían impuesto por violencia de género. A raíz de la denuncia el hombre fue detenido durante unas horas. Y según contara la defensora Andrea Corvalán durante el debate judicial, el día anterior al homicidio un grupo de allegados a Alejandro, entre quienes estaba Nicolás, atacó a golpes a Nora como represalia.

Entonces, Celeste quiso ir hasta un pasillo donde vivía la familia de Alejandro pero su madre y su hermana se lo impidieron. Sin embargo, momentos después, en inmediaciones de Ayacucho y Guillermo Tell la joven vio pasar a López en el asiento trasero de una moto. Ella le gritó, él se bajó y se desató una discusión que terminó cuando Morlivo, entonces de 18 años, extrajo un revólver calibre 22 y le disparó en la cabeza. López murió 45 días después en un hospital.

Durante el juicio no fue puesta en duda la autoría del crimen, pero la defensa pidió que se analizara la situación desde una perspectiva de violencia de género en función del contexto que había presentado. Según esa postura el crimen había sido producto de esos años de sufrir, tanto la homicida como su madre y su hermana, violencia verbal y física de parte de Alejandro L.

En ese sentido, Corvalán había pedido una "pena razonable" en su alegato de cierre. "Hay responsabilidad en la conducta pero es necesario analizar las condiciones de vida y personales de Celeste para que el reproche que venga del Estado sea proporcional", dijo entonces. No obstante, el tribunal resolvió condenar a Celeste a 14 años de cárcel por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Madre y presa

La defensa apeló la sentencia por considerarla "irrazonable y arbitraria" y volvió a plantear su posición ante los camaristas Gustavo Salvador, Carlos Carbone y Carina Lurati para que modificaran el monto de la pena. También pidió que se contemple, en ese sentido, que su defendida fue detenida estando embarazada, que transcurrió el embarazo en prisión y que hoy convive en la Unidad Penitenciara Nº 5 con su hijo.

Así, además de pedir que se modifique el monto de la pena y se imponga una sanción razonable, propuso la posibilidad de que la pueda purgar bajo la modalidad domiciliaria.

Por su parte, el fiscal Spelta pidió confirmar la sentencia. Alegó que en el conflicto previo estaban involucrados sólo tres personas: la imputada, su madre y Alejandro L. Sostuvo que Nicolás López era ajeno a ese problema y recordó que al testimoniar, la madre de Morlivo no lo había señalado como una persona violenta.

Ante los camaristas, el fiscal relató que el día del hecho Nora intentó detener a su hija pero ésta igual se fue con un arma hacia la zona del arroyo Saladillo. Que vio pasar a López en una moto, lo llamó y éste bajó del vehículo. Dijo que entonces Celeste comenzó a hacerle reproches a Nicolás, quien hizo gestos de desentenderse del reclamo y decidió irse. Entonces la chica apoyo el arma de fuego en la cabeza de López y le disparó. Por ello consideró que la pena es razonable, aunque él había pedido 20 años de cárcel.

El fiscal también se refirió a los argumentos esgrimidos por la defensa sobre el contexto de violencia de género. En tal sentido dijo que Nicolás no era violento ni había amenazado a la acusada ni a su madre. De ahí concluyó que la situación de violencia alegada no era causada por la víctima del crimen.

Persona ajena

Al analizar el fallo, el camarista Salvador ponderó que el tribunal oral de primera instancia había examinado el contexto en el cual se desencadenó el homicidio. En tal sentido cita un tramo del fallo respecto del testimonio de la madre de Celeste del que concluye que "Morlivo no asesinó al agresor de su progenitora sino al hermano de éste, que resultaba ajeno al conflicto familiar".

"Este argumento constituyó el eje central sobre el que giró la deliberación" de los camaristas, sostuvo Salvador, "pues surge prístino que si lo que se pretendía era enmarcar la sítuación en contexto de violencia de género que permita el abordaje de la causa desde la perspectiva que se infiere, lo que no encuentra explicación es por qué la encartada dirigió su accionar con Nicolás López y no contra quien se alega que era el presunto autor de las agresiones fisicas y psíquicas en perjuicio de la madre de Morlivo".

Además el camarista destaca que "ninguna prueba fue arrimada durante el proceso para vislumbrar un cuadro de intimidación o amenazas por parte de la víctima hacia la imputada o su familia en los momentos previos" al crimen. "También por esto es que no corresponde receptar el planteo esgrimido".

Respecto del monto de la pena Salvador sostiene que el tribunal oral analizó "tanto los agravantes como los atenuantes" y precisó un monto que "no luce desproporcionado" en función de los elementos presentados durante el juicio.

Finalmente, sobre la modalidad de cumplimiento de la condena, el camarista tampoco admitió la postura de la defensa por entender que eso corresponde a un juez de Ejecución Penal.

El voto de Salvador fue apoyado por Carbone y Lurati, y así quedón confirmada la condena a catorce años para Celeste Morlivo.

EL FISCAL. Adrián Spelta llevó adelante la acusación contra Celeste Morlivo y pidió 20 años de cárcel para ella.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});