Policiales

Un chico de 18 años fue asesinado en una emboscada a metros de su casa

Kevin estaba con dos amigos cuando fueron sorprendidos por una banda que los vecinos vinculan con un joven que está preso por un crimen.

Lunes 17 de Diciembre de 2018

El mediodía del domingo era uno más entre las casa más humildes de barrio Ludueña sur. Un grupo de adolescentes estaba en la vía que atraviesa el barrio y desemboca a esa altura en Campbell y Tupac Amaru. Luego bajaron por el terraplén y al llegar a Tupac Amaru fueron sorprendidos por cuatro personas armadas: llevaban dos pistolas calibre 9 milímetros, una 45, una escopeta y otra arma que los vecinos no pudieron ver bien. El objetivo eran los tres chicos entre los que estaban Kevin Brest, de 18 años, y comenzaron a disparar. El primero que cayó fue Kevin, que mientras corría recibió un tiro en el cuello y otro en la espalda. También resultó herido Ezequiel D., de 17.


Los vecinos, que viven con miedo pero indignados, cuentan que fue "la bandita del Gordo Brian", un joven de 24 años muy conocido en la zona de Barra y Campbell y que está preso desde el 1º de diciembre imputado por la muerte de Nahuel Duarte, de 15 años, asesinado los últimos días de noviembre en el Fonavi de Magallanes y Navarro.

Bronca

Ayer la calle era un ir y venir de chicos y familias. Cerca de las 13 comenzó la balacera contra estos pibes que, según los vecinos, "nunca llevan armas, no son malos". Kevin estudiaba y trabajaba en changas.

Los mismos vecinos contaron que "la bronca con esta gente del gordo Brian tiene más de un año, cuando vinieron a querer que los chicos vendieran drogas para ellos, pero los pibes no querían vender y así empezó una pelea. Este año mataron a varios del barrio por este tema".

Algunos vecinos arriesgaron nombres: "Los pibes venían de la vía cuando les salieron al cruce por Tupac Amaru tres tipos: Omar, Hernán y Tito, que es hermano del Gordo Brian. Tito venía con dos fierros (armas) y uno tenía una escopeta. Le dijeron no sé qué gilada y empezaron a tirar. Otros chicos corrieron por Campbell y no les pidieron pegar ningún tiro. Le pegaron a Kevin y a otro, creo que se llama Ezequiel. Después se fueron y cuando vino la policía estaban así nomás, por Tupac Amaru, mirando todo. Y la policía los dejó que se fueran", contó un vecino indignado.

La entrada al viejo asentamiento de Ludueña, que es el lugar donde mataron a Kevin, es una suma de casas de material y chapa. La banda del Gordo, según cuentan, está instalada sobre Barra y Campbell y atemoriza a la zona desde hace "por lo menos dos años".

"Ellos se hacen los dueños del barrio. Los tiros son todos los días o agarran a los chicos por la calle; les pegan y los aprietan. Hay lugares dónde no podés pasar. Tito quedó a cargo ahora que su hermano está preso y dicen que está armando una nueva banda. Tienen armas por todos lados y venden en la vía y por la calle", sostuvo un vecino que prefirió no dar su nombre y vive del otro lado de la vía.

Todos cuentan que los amigos de Kevin "no querían que éstos vendieran", pero la relación de fuerzas era evidentemente desigual. "Hasta que el Gordo cayó preso siempre venía un policía pelado a hablar con él. Siempre se reían y es como que querían que los vieran", dijo otra vecina.

Los familiares de Kevin llamaron una ambulancia que nunca llegó y luego lo llevaron en auto al Policlínico San Martín. Allí ingresó en la guardia y le diagnosticaron su muerte por dos tiros en la zona dorsal y en el cuello. Más tarde los afectivos de la seccional 20ª hallaron tres vainas servidas calibre 11.25. Los testigos ocasionales, que a esa hora y en la calle sobraban, vieron a Tito disparar a mansalva.

"Gordo Brian" es el apodo de Brian S., detenido el 1º de diciembre por el homicidio de Nahuel Duarte, asesinado el jueves 29 de noviembre en Navarro y Magallanes.

Un testigo de identidad reservada ubicó a Brian S. en la escena del crimen y también lo identificó en una rueda de reconocimiento. Esta persona dijo que estaba con otros pibes en un pequeño playón frente a la torre 3 del Fonavi de Magallanes y Navarro cuando apreció Brian armado y junto a dos personas le disparó a Duarte, a quien ya había amenazado la tarde anterior.

Brian S. fue imputado como autor del homicidio en una audiencia en la cual se desvinculó del hecho y afirmó haber escuchado desde su casa los tiros con los que habían atacado a Duarte. No obstante, el juez de primera instancia Pablo Pinto valoró el testimonio en su contra y le dictó prisión preventiva por plazo de ley.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});