Policiales

Un chico de 16 años fue asesinado a balazos en la zona sur

El crimen ocurrió el domingo en barrio Tablada. El presunto homicida sería menor de edad. No se descarta que el móvil haya sido una discusión “por una chica”.

Martes 03 de Noviembre de 2015

La sucesión de muertes violentas en el barrio Tablada no se detiene. El domingo a la tarde, varios disparos de arma de fuego sobresaltaron a una vecina que, al salir a la calle a ver qué había pasado se encontró con un sobrino suyo, de 16 años, tirado en la vereda con un balazo en la cabeza. Desesperados, familiares del adolescente lo llevaron al Hospital Roque Sáenz Peña, pero su vida se apagó a poco de haber arribado al centro asistencial.
  Ayer el fiscal de Homicidios Miguel Moreno, a cargo de la investigación, señaló que el presunto homicida está identificado. Se trata de un adolescente que mantenía una disputa con la víctima por motivos que no precisó, aunque descartó que el pleito estuviera vinculado con la comercialización de drogas.
  En ese contexto, otra fuente allegada a la investigación indicó que los motivos del crimen estarían relacionados con una desavenencia sentimental.

Auto. Cerca de las 17 del domingo Ezequiel Gonzalo Rodríguez salió de su casa situada en Chacabuco al 3700, entre Biedma y 24 de Septiembre, una barriada habitada por personas de clase media. Según las fuentes allegadas al caso, apenas salió el adolescente de 16 años apareció en escena un auto con dos ocupantes. Uno de ellos se bajó del vehículo y le disparó a quemarropa a Rodríguez con una pistola calibre nueve milímetros.
  El chico se derrumbó agonizante en el suelo. La tía del joven, que al parecer vive en la misma casa, escuchó las detonaciones. Desesperada salió a la calle y vio a su sobrino con el cuerpo ensangrentado. También observó que un proyectil le había perforado la cabeza.
  Como pudieron otros parientes lo subieron a un auto y lo llevaron al hospital Sáenz Peña, pero los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida fueron infructuosos. A los pocos minutos de haber arribado al centro asistencial, el adolescente falleció.
  Poco después llegaron al lugar efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) y encontraron seis vainas servidas y tres ojivas de plomo lo que denota la ferocidad del ataque a Rodríguez.

Previa. En el mediodía de ayer, el fiscal Moreno señaló en una conferencia de prensa que la motivación del hecho está vinculada con una “disputa previa”, pero prefirió no precisar cuáles son los motivos que llevaron al agresor a disparar los balazos mortales. “No está relacionada con el tráfico de drogas”, aclaró el responsable de la acusación.
  Sin embargo, otro vocero del caso indicó que el crimen podría estar vinculado con una cuestión sentimental. “Al parecer, el chico fallecido y el agresor habrían discutido por una chica”, comentó.
  Ayer a la mañana, en ese sector del barrio Tablada todo transcurría en calma, aunque ningún habitante de la cuadra parecía dispuesto a hablar del crimen de Rodríguez. “No sé nada. Yo no vivo acá”, dijo un hombre cuarentón que salió de un pequeño taller mientras un camioneta de la Gendarmería transitaba por la calle Chacabuco a paso lento. A unos cien metros de allí, otro comerciante brindó la misma respuesta. “No me enteré de lo que pasó”, contentó ante la consulta del cronista de La  Capital.
  A raíz de que el sospechoso de estar implicado en el violento suceso es un adolescente intervendrá en la pesquisa el juzgado de Menores de turno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS