Policiales

Un chico de 15 años fue baleado en la cabeza en un confuso episodio

Misterioso hecho en Arroyo Seco. Anoche estaba en muy grave estado. No hay testigos de lo ocurrido ni se halló el arma. Se investiga como intento de homicidio.

Lunes 26 de Enero de 2015

Un adolescente de 15 años estaba internado en muy grave estado luego de haber recibido un disparo en la cabeza en un hecho confuso ocurrido dentro de la vivienda de un amigo suyo en la ciudad de Arroyo Seco. Según la información preliminar, nadie pudo observar la secuencia de la agresión.
  Para los investigadores está claro que se trató de un intento de homicidio, pero hasta anoche no había detenidos ni se había encontrado el arma utilizada en el ataque. Así, al cierre de esta edición se desconocían los móviles del hecho, con más interrogantes que certezas.

Tirado. “El estaba adentro de la casa de un amigo que tiene su misma edad y se llama Jeremías, en Independencia al 1600. Este chico fue al fondo de la vivienda donde vive una hermana suya a buscar unos sándwiches para que comieran los dos. En ese momento, dicen ellos (por los habitantes de la casa) que escucharon una detonación. Fueron hacia el frente y mi primo ya estaba tirado en el piso en medio de un charco de sangre”, relató a este diario un familiar de David Salto, que ayer a las 5.30 ingresó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) con un balazo en el cráneo con orificio de entrada y salida.
  Con rostros de preocupación y angustia, en la sala de guardia del Heca aguardaban ayer a la tarde novedades sobre la evolución de David su madre, Patricia Donaires, una hermana de ésta, Lucía Cabrera, y Mauricio, primo de la víctima.
  “Lo único que queremos ahora es que él se recupere, que despierte y pueda contar lo que pasó. Porque hasta ahora lo único que sabemos es por lo que dicen  los dueños de la casa”, aclaró Mauricio cuando La Capital le preguntó sobre el confuso incidente.
  A pocas horas de ocurrido el hecho, ayer no había demasiadas pistas para configurar una hipótesis o móvil. No había testigos oculares ni se hallaron armas, aunque se levantó una vaina servida que era sometida a pericias y se correspondería con un revólver calibre 38. Las actuaciones preventivas quedaron a cargo de la comisaría 27ª de Arroyo Seco, desde donde se notificó al fiscal de Homicidios Ademar Bianchini, a cargo de una pesquisa que en principio se califica como una “tentativa de homicidio”.
  Los familiares de menor, que hasta hace pocos días trabajaba en una carbonería, recordaron que el chico no vive con su madre biológica sino a unos pocos metros de ella en la casa de una mujer que lo tiene a su cargo. Esa vivienda está pegada al domicilio del amigo donde terminó mal herido.
  “Yo vivo a tres cuadras, pero mi tía vive casi al lado. Cuando nos avisaron fuimos a ver qué pasaba y lo encontramos tirado en un charco de sangre”, recordó Mauricio. “Prefiero no decir nada y esperar a que mi primo pueda hablar y contar qué paso. Igual hay cosas sospechosas. No quiero hablar”, indicó con precaución el joven, conocedor de la dinámica del barrio y sus códigos.

Problemas. Cuando se los consultó acerca de si David había mantenido alguna discusión o altercado previo que pudiera motivar una venganza, Patricia, David y la tía lo negaron. En ese marco, admitieron que el chico ha tenido algunas entradas en la comisaría por robos.
  “Tuvo algunos problemas con gente de La Rana (un humilde asentamiento de Arroyo Seco) pero ahora estaba todo bien. Igual no era de contar demasiado las cosas, era callado. Con la única que hablaba más era con la mamá adoptiva. Quería mejorar, estaba trabajando. Lo queríamos ayudar para que se encarrilara, incluso pensamos en hacerle una habitación para que estuviera más tranquilo, pero pasó todo esto”, se lamentó Mauricio.
  Por último, y sobre los datos preliminares que se barajan en la causa, Patricia recordó que los investigadores le confirmaron que su hijo no intentó suicidarse. “Como no hay testigos y la gente de la casa dice que estaba solo, se pudo pensar que se disparó accidentalmente al manipular un arma, pero no fue así por cómo le ingresó la bala en la cabeza, como lo hallaron tirado. Y además no encontraron el arma. Dijeron que trataron de matarlo”, describió la mujer sobre la información que conocía hasta ayer a la noche.
  Si bien desde el Heca no se brindó un parte oficial acerca de la salud del adolescente, sus familiares aportaron que ayer debió ser operado de urgencia para quitarle la presión intracraneal a raíz de la grave lesión que le causó el disparo. “Nos dijeron que respondió bien a la intervención, y a la medicación, pero que las próximas horas van a ser fundamentales para su evolución”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS