Policiales

Un adolescente murió de un disparo en la cabeza en un confuso episodio en Fraga al 3000

La principal versión es que se trató de un accidente cuando la víctima, de 16 años, se encontraba con un hermano y otros chicos que se fueron del lugar

Miércoles 14 de Abril de 2021

Un adolescente de 15 años murió de un disparo en la cabeza en un confuso episodio ocurrido la madrugada del miércoles en Fraga al 3000. Según la primera versión se trató de un disparo accidental como consecuencia de la manipulación de un arma de fuego por parte de otra persona. El portón de la vivienda tenía marcas de balazos.

La información que el Ministerio Público de la Acusación brindó en las primeras horas luego del hecho no es clara. Indica que un joven identificado como Pablo, de 15 años, murió como consecuencia de un disparo de arma de fuego en la cabeza cerca de las 5.30 en una vivienda de Fraga al 3000, barrio Urquiza.

Los familiares del menor, según el MPA, indicaron que el chico había llegado con un grupo de jóvenes a esa casa que se encontraría deshabitada. Allí, en tanto trascendió hasta el momento, uno de los chicos -que todavía no fueron identificados- manipulaba una pistola calibre 9 milímetros. "Según los primeros indicios recabados se dispara aparentemente de forma accidental, hiriéndolo de gravedad y produciendo el fallecimiento", comunicó el MPA.

>>Leer más: Un hombre fue asesinado a tiros desde un auto en la zona suroeste de la ciudad

Según fuentes policiales, la víctima se encontraba con un hermano, también menor de edad. La principal hipótesis es que con ellos había amigos de la víctima y que estaban en la terraza de la vivienda. Uno de ellos manipulaba el arma cuando se le disparó accidentalmente. El joven recibió un disparo que entró por el pómulo izquierdo y salió por la parte trasera de la cabeza. Por el impacto, cayó desde la terraza hacia el pasillo de la vivienda y allí murió.

En el lugar, sobre la terraza, la policía encontró dos cartuchos intactos de calibre 9 milímetros y una vaina servida del mismo calibre junto al cadáver del adolescente.

La División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal y el fiscal de homicidios Patricio Saldutti investigan el hecho y están en búsqueda de las personas que se encontraban en el lugar. Es que, según trascendió, se fueron de la vivienda abandonada después de lo sucedido y no fueron identificados.

>>Leer más: Un hombre herido de gravedad por un disparo en la cabeza en la zona norte

Horas después de la muerte del joven la vivienda de Fraga al 3000 se encontraba totalmente vacía. Las casas vecinas permanecían con las persianas bajas y las puertas cerradas, no había actividad vecinal a la vista. El portón de la vivienda lucía distintas perforaciones y un grupo de jóvenes que trabajaba en la zona aseguró que se trataba de marcas de disparos recientes, que ayer no estaban.

Un vecino dijo al aire de LT8 que esa casa está abandonada y que no es la primera vez que hay movimiento de jóvenes en ella. A su vez, trascendió que podría tratarse de un punto de venta de drogas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario