Policiales

Tuvieron que dispararle para frenar la golpiza que le daba a su mujer

La relación entre El Gordo y Patricia se inició cuando él estaba preso en Coronda y ella visitaba a un familiar alojado en el mismo penal.

Martes 22 de Enero de 2008

La relación entre El Gordo y Patricia se inició cuando él estaba preso en Coronda y ella visitaba a un familiar alojado en el mismo penal. La pareja se fue afianzando y se casaron. Pero cuando él quedó libre, en noviembre pasado, empezaron los problemas. Ya no había rejas que los distanciaran y entonces ella empezó a sufrir los rigores de ser una mujer golpeada. La noche del domingo la escena de violencia familiar tuvo un nuevo capitulo en la casa de barrio Ludueña y debió intervenir la policía. Aunque la joven no hizo denuncia contra su pareja, el tipo quedó preso por agredir a los agentes que fueron al lugar.
  El Gordo es Carlos N., tiene 32 años y hace honor a su apodo: mide 1,80 metro y pesa unos 110 kilos. Cuando una brigada de la Patrulla Urbana llegó a la vivienda de Teniente Agnetta y Gandhi alertada por vecinos de la pareja, encontraron que toda la humanidad del hombre era descargada con violencia sobre el frágil cuerpo de Patricia, que tiene 25 años y ya mostraba por entonces marcas de la golpiza en su cara y su cabeza.

El rescate. En esas circunstancias, una joven agente policial trató de rescatar a Patricia de los brazos de El Gordo, pero como respuesta recibió un profundo corte en uno de sus brazos. Entonces, el otro efectivo realizó un disparo con munición antitumulto que impactó en la pierna del agresor y así pudieron reducirlo y llevarlo a la 12ª.
  “Vayansé que éste es un puterío nuestro”, gritó El Gordo cuando los policías llegaron a su casa la nochecita del domingo, poco después de las 20. La advertencia la hizo mientras seguía golpeando e insultando sin cesar a Patricia por causas que no pudieron establecerse.
  Ante la violenta escena y la imposibilidad de mantener un diálogo razonable, la agente de la Patrulla trató de arrebatarle la mujer al golpeador y El Gordo le provocó un corte con una cuchilla en el brazo derecho. Entonces, “el compañero de la policía realizó un disparo con su escopeta y munición antidisturbios (posta de goma) que impactó en el muslo derecho del agresor”, dijo un vocero.
  Herido aunque no calmado, El Gordo cayó pesadamente al piso, fue reducido y trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. De acuerdo a lo relatado por las fuentes consultadas, la mujer no quiso ser asistida por el médico policial y tampoco dejó asentada en la comisaría 12ª la denuncia por la golpiza. En tanto su pareja, identificado como Carlos N., quedó detenido sólo por la resistencia calificada a la autoridad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario