Policiales

Tres ladrones lo encerraron en el baúl del auto y luego fueron a robar a su casa

Un vecino de barrio Azcuénaga fue abordado por delincuentes cuando estaba por sacar el coche del garaje. Luego de encerrarlo en el baúl del vehículo, los maleantes fueron hasta su casa y asaltaron a la mujer.

Viernes 25 de Septiembre de 2015

Una pareja sufrió un violento asalto esta mañana a manos de tres delincuentes en barrio Azcuénaga. Los maleantes primero abordaron al hombre cuando iba a trabajar. Lo interceptaron cuando se disponía a sacar el auto de la cochera. Lo redujeron, le quitaron las llaves de la casa y lo encerraron en el baúl del coche.

Así, los maleantes se dirigieron a la vivienda y sorprendieron a la mujer cuando estaba en la cama. Los maleantes también la dominaron y terminaron huyendo con algo de dinero y otras pertenenencias.
El asalto ocurrió alrededor de las 7 en una casa de San Juan y Servando Bayo, en la zona oeste de Rosario.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Germán, hijo de las víctimas, narró el mal momento que vivieron sus padres,

"Mi viejo iba a buscar el auto a la cochera que está a la vuelta de la casa para ir a trabajar. Tres personas se arrimaron y lo encañonaron. Lo amenazaron y le pidieron las llaves de la casa. Cuando se las entregó, le ataron los tobillos y las muñecas con alambres. Lo amordazaron y lo encerraron en el baúl del auto", contó Germán.

Según su testimonio, uno de los maleantes se quedó con su padre y los otros dos fueron hasta la vivienda, donde su madre aún descansaba.

"Mi vieja se despertó y tenía dos tipos al lado. Le pidieron dinero, el oro y todo lo que tuviera en la casa. Mi mamá les entregó el poco dinero que había en la casa, que era nada más que la jubilación; algún anillo o cadenita, relojes. Revolvieron todo lo que había en el dormitorio. Fue algo rápido y no tocaron nada más. Tal vez se pusieron nerviosos porque el perro no paraba de ladrar y se fueron".

"Mi mamá se pudo desatar y me llamó por teléfono. También lo llamó a mi papá y no atendía. Nos comunicamos con el trabajo y no había llegado. Nos asustamos un montón. Yo fui hasta la cochera. La encontré abierta. Di una vuelta manzana y en la esquina encontré el auto. Me acerqué y escuché ruido en el baúl. Ahí me di cuenta mi papá estaba encerrado en el baúl del auto", agregó.

Germán contó que rompió la ventanilla del auto y así pudo rescatar al padre. "Está bien.Gracias a Dios no les hicieron nada, más allá del susto y de las amenazas. Estaban atados con precintos y amordazados", agregó.

"Para mí fue un robo al voleo. No es una casa ni un auto ostentoso lo que tienen mis padres. Lo vieron que entraba al garaje, que estaba solo, y lo asaltaron. Nada más", añadió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS