Policiales

Tres imputados por balear a un vendedor de pan en barrio Tablada

Tres hombres fueron imputados ayer por una balacera ocurrida el lunes a la tarde en Necochea al 3800, donde retumbaron tres disparos calibre 9 milímetros que aparentemente iban dirigidos a un vendedor de pan.

Jueves 17 de Octubre de 2019

Tres hombres fueron imputados ayer por una balacera ocurrida el lunes a la tarde en Necochea al 3800, donde retumbaron tres disparos calibre 9 milímetros que aparentemente iban dirigidos a un vendedor de pan. Dos de ellos fueron detenidos cuando se iban del lugar en una camioneta Chevrolet S10 y recuperaron la libertad acusados como partícipes. En tanto que un detenido de 29 años, quien bajó de la chata e intentó escapar corriendo, quedó en prisión preventiva por 90 días como autor del abuso de armas. Había salido de la cárcel tres días antes.

Esa imputación definió ayer la fiscal Valeria Haurigot para los tres detenidos tras una balacera que se produjo alrededor de las 16.55 del lunes frente a una casa de Necochea al 3800. "Escuchamos disparos, salimos y el chico que vende pan casero alcanzó a meterse en el pasillo a dos casas de mi casa. Dijo que le dispararon desde la calle", contó una vecina a los policías que se acercaron al escuchar los disparos.

Fueron tres tiros efectuados con una pistola calibre 9 milímetros que al parecer no hirieron a nadie. El vendedor al que habrían estado dirigidos los disparos no pudo ser localizado por la policía. Por eso no se les atribuyó a los acusados una acción de disparar hacia una persona.

Los efectivos que se acercaron al lugar observaron una camioneta Chevrolet blanca en marcha y detenida en medio de calle Presidente Quintana. Alcanzaron a ver a dos hombres que corrían desde el norte de calle Necochea y subían al asiento trasero. En ese lugar comenzó una persecución hasta Doctor Riva 17 bis, donde los que iban atrás bajaron del vehículo y corrieron. En ese lugar fueron detenidos el conductor, Elías Emanuel Z., de 22 años, y su hermano Brian Ezequiel Z., de 26, quien iba como acompañante.

A un hombre con un camperón azul que les apuntó a los efectivos al bajar de la chata le dieron alcance en Esmeralda al 3900. Es Sergio Daniel C., de 29 años. En ese mismo lugar una vecina avisó que había un muchacho escondido detrás de un árbol, en un pasillo de calle Esmeralda. Allí apresaron a un chico de 16 años que entregó el arma: una pistola 9 milímetros con la numeración limada. El adolescente les dijo a los policías que se la había entregado el detenido C.

Testigo clave

Según la evidencia que enumeró la fiscal, uno de los balazos perforó un paredón de Necochea al 3800. Un hombre que vive al lado contó que estaba en su casa cuando escuchó alrededor de cinco disparos y se quedó en la pieza para resguardarse. "Es ahí cuando entra en mi casa mi sobrino, de 21 años. Sé que vende pan y es lo que estaba haciendo en ese momento", contó el hombre, que dijo ignorar si los disparos estaban dirigidos al muchacho, Andrés S., que enseguida se fue del lugar.

En la audiencia imputativa que se celebró ayer ante el juez Nicolás Vico Gimena, Haurigot acusó a los hermanos Z. de haber auxiliado al autor de los disparos al trasladarlo en su camioneta. El abogado particular de ambos, Juan Pablo Fantoni, respondió que sus clientes niegan tal cosa. Tras quedar acusados como partícipes primarios de abuso de arma agravado por la intervención de un menor, ambos recuperaron la libertad por un acuerdo entre partes. Deberán presentarse a firmar cada 15 días en la Oficina de Gestión Judicial por un lapso de dos meses.

C. fue imputado como autor del mismo delito y por haber portado previamente la pistola 9 milímetros que, al ser secuestrada, contenía ocho cartuchos. La defensora Liliana Alvarez negó los hechos y cuestionó las pruebas. El detenido admitió sus antecedentes pero dijo no conocer a los otros acusados e indicó que nunca se subió a una camioneta ni efectuó disparos. El viernes había salido de prisión tras cumplir una condena a 7 años de cárcel por hechos de robo. Si bien la fiscal solicitó que quede en prisión preventiva por el plazo legal de dos años, el juez autorizó la medida por 90 días.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS