Policiales

Tres delincuntes irrumpieron en la casa del secretario estudiantil de la UNR

Ocurrió a las 8.30 en la vivienda ubicada en Rodríguez y 9 de Julio. Los delincuentes ingresarona la vivienda cuando el funcionario se disponía a sacar su vehículo del garage.

Jueves 26 de Febrero de 2015

Tres hombres que portaban armas de fuego asaltaron esta mañana al secretario estudiantil de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) cuando intentaba salir de su casa en auto. Los maleantes redujeron al funcionario y luego permanecieron media hora en la vivienda, de la que se marcharon llevándose artículos electrónicos y un poco de dinero. Antes dejaron a las víctimas atadas con trozos de sábanas.

El robo se produjo esta mañana, alrededor de las 8.30, en Rodríguez, entre 9 de Julio y Zeballos. Gervasio Solari contó al programa "Todos en La Ocho" la situación que tuvo que vivir junto a su mujer y su pequeño hijo de 6 años.

"A las 8.30 estaba listo para ir trabajar. Abrí el portón para sacar el auto y cuando me metí en el coche para poner marcha atrás, vi que entraban primero dos y después uno más. Los tres, que no tendrían más de 30 años, portaban revólveres. Entonces me encañonaron para que salga del auto", rememoró Solari.

El funcionario de la UNR contó que en el interior de la casa estaba su mujer y su hijo de seis años desayunando, mientras que las dos hijas más grandes de la pareja dormían en sus habitaciones.

"Estuvieron en casa media hora de reloj. No nos lastimaron, se mostraron educados, pero revolvieron toda la casa. Solamente nos ataron cuando se fueron", agregó. Solari dijo que los ladrones "se llevaron lo chico que teníamos y la poca plata que había. Como el dinero era escaso, se pusieron un poco nervioso. Es que no podían entender que tuviéramos poca plata. Cuando vieron que no había más dineroomenzaron cargar en una mochila nuestra todo lo electrónico pequeño".

"Nunca los miré directamente a la cara. Jamás me pasó algo así, pero fue como que tuve la reacción de no levantar mucho la vistas. Le dije a mi mujer que tampoco lo hiciera. El único que los miraba era el nene que se puso nervioso y los increpaba y les decía cualquier cosa que nosotros hubiéramos querido decirles y nos conteníamos para que se fueran rápido", recordó.

Una tensión extra se dio a los cinco minutos de iniciado el asalto cuando llegó a la casa la niñera. "Nosotros les habíamos avisado que estaba por llegar la niñera para que no se vieran sorprendidos y ocurriera cualquier cosa", contó Solari.

Según el testimonio de la víctimas, los ladrones cortaron unas sábanas para atar a las víctimas. "Nunca pensé que iban a robar a esa hora de la mañana. Uno piensa que estas cosas ocurren a la noche. En la calle pasaban autos todo el tiempo. En la esquina hay dos bares que estaban llenos de gente. Nos agarraron con la guardia baja. Por suerte estamos todos sanos", añadió.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario