Policiales

Tras una persecución cayeron dos jóvenes por una serie de robos

Tienen 18 años y los detuvieron en en el barrio privado Tierra de Sueños 2. Les imputan el robo de un auto y sospechan que se llevaron otro en violenta entradera.

Miércoles 18 de Noviembre de 2015

Dos jóvenes de 18 años fueron arrestados ayer en un barrio de Roldán luego de una persecución por la autopista Rosario-Córdoba. Los detenidos circulaban en un auto robado en Cañada de Gómez y se presume que también habían sustraído otro vehículo la noche anterior en una entradera ocurrida en Funes, donde golpearon salvajemente y maniataron a un matrimonio para robar electrodomésticos y objetos de valor.

Fuentes policiales confirmaron que los sospechosos, ambos domiciliados en Funes, fueron trasladados a la alcaidía de la Unidad Regional X con sede en Cañada de Gómez, donde serán imputados del robo de un Citroën C4. En tanto, también deberá dirimirse si son los mismos ladrones que perpetraron la entradera del lunes a la noche en la que robaron un Ford Fiesta gris.

En Cañada. A las 11 de la mañana de ayer una mujer de 43 años dejó estacionado su Citroën C4 negro frente a su casa de Maipú y Balcarce, en Cañada de Gómez. Tal vez por una costumbre que aún pervive en ciudades más chicas e históricamente más tranquilas, la mujer bajó despreocupada dejando el vehículo con las llaves puestas, con la intención de ir a buscar a su hijo mientras su sobrina de 4 años esperaba en el auto.

"Mi mujer se bajó un segundo. Fue hasta la puerta de casa y mi sobrina la esperaba en el auto mientras ella buscaba a mi hijo. Pasó un auto y paró. Entonces bajó una persona y se metió en el vehículo que manejaba mi mujer y le dijo a la nenita que se baje. Y en un acto de locura mi esposa se le fue encima y terminó recibiendo una trompada y un corte en el pecho", contó el esposo de la víctima, Marcelo de la Fuente. "Me acerqué —añadió— y le quise pegar una piña al ladrón pero vi que hizo un movimiento como si fuera a empuñar un arma. Entonces le dije que se llevara el auto".

Las víctimas dieron aviso a la policía y brindaron las descripciones del auto robado y del vehículo en el que habían llegado los hampones, similar a un Corsa gris. Así comenzó la búsqueda por parte de distintas dependencias de la Unidad Regional X y de la Unidad Regional XVII, ya que se presumía que podrían dirigirse con rumbo a Rosario.

En Correa. Según indicaron los voceros policiales consultados, minutos después el Citroën fue detectado por personal de la comisaría 5ª de Correa que comenzó a perseguirlo por la autopista hasta el cruce con la ruta A-012. Sin embargo, en ese momento el auto negro estaba ocupado por dos personas.

Para los voceros consultados, eso puede explicarse a partir del hallazgo del otro auto buscado que resultó ser un Ford Fiesta gris y no un Corsa. Este vehículo fue encontrado abandonado en un descampado de Juan Manuel de Rosas y Lisandro de la Torre, en la localidad de Correa. De ahí se infiere que los ladrones del Citroën abandonaron el Ford y continuaron la marcha en el C4.

Al verse cercado por los patrulleros, los ocupantes del Citroën lo abandonaron en una calle interior del barrio Tierra de Sueños 2, en Roldán. Para entonces, a los policías de Correa se habían sumado efectivos de los comandos radioeléctricos de Roldán y Funes que atraparon a los sospechosos en las inmediaciones. Fueron identificados como Luis V. y Franco P., ambos de 18 años.

Según las fuentes consultadas, en el Citroën se halló un cuchillo que puede haber sido el empleado por el ladrón para agredir a la dueña del auto, en el que además se encontró la cartera de la víctima con documentación y efectos personales.

En Funes. Si bien los detenidos fueron trasladados a Cañada de Gómez por el robo del Citroën, también quedaron sospechados de haber participado de una violenta entradera la noche del lunes en la zona oeste de Funes. Cerca de las 23, en Sarmiento al 3700, tres hombres "jóvenes y delgados", tal como los describieron las víctimas, ingresaron a la casa de un hombre de 68 años y su esposa de 62.

Según las fuentes policiales consultadas, los hampones actuaron con mucha violencia. El dueño de casa recibió un culatazo en la cabeza y luego el matrimonio fue maniatado.

Los ladrones se llevaron un televisor LCD, una computadora portátil y otros elementos de valor —al cierre de esta edición no habían sido recuperados— y huyeron en el Ford Fiesta gris de las víctimas, precisamente el auto hallado en Correa en el marco de la persecución de ayer.

Es por esto que se presume que además de ser imputados por el robo del Citroën podrían ser citados por la fiscalía de Flagrancia de Rosario que investiga la entradera de Funes.

Además, fuentes de la policía cañadense deslizaron que también podrían estar vinculados a otros hechos de entradera y robo de vehículos ocurridos durante los últimos días en la zona. Entre ellos el de un Ford Fiesta Max negro en Correa —recuperado un día después frente al cementerio de Roldán— que fue sustraído de la misma manera que el Citroën de Cañada de Gómez. Esa vez, los ladrones dejaron abandonada una moto que al parecer había sido robada en un escruche ocurrido el día anterior en Funes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS