Policiales

Tomaba cerveza con unos amigos cuando lo mataron a balazos desde una moto

Un joven de 18 años fue asesinado de un disparo en el abdomen y un amigo suyo de 16 resultó herido.

Domingo 26 de Mayo de 2019

Un joven de 18 años fue asesinado de un disparo en el abdomen y un amigo suyo de 16 resultó herido tras ser atacados desde una moto cuando estaban reunidos con un grupo de amigos en una esquina del barrio Zona Cero. “Esto no fue un ajuste de cuentas. Era un pibito sano. Lo único que hacía era jugar a la pelota”, dijo un vecino indignado con la versión inicial que deslizaba la versión de una venganza, e indicó que el ataque habría estado dirigido a otra persona.

   Los disparos retumbaron pasada la medianoche del viernes en Maldonado al 2500, en una urbanización ubicada al noroeste del cruce de Circunvalación y la autopista a Santa Fe que algunos vecinos conocen como Zona Cero y otros como Barrio Policial, dado que varios integrantes de la fuerza fueron beneficiarios del programa de viviendas.

En la esquina

Según la información oficial Lucas Miguel Ojeda, de 18 años, estaba reunido en una esquina con siete u ocho amigos cuando a las 0.45 pasaron dos jóvenes en una moto tipo enduro y les dispararon “sin mediar palabra”.

   Ojeda fue herido en el abdomen y trasladado por sus familiares en un auto particular al Hospital Eva Perón, adonde falleció a poco de llegar. Gastón Román C., de 16 años, sufrió una herida en el tórax y quedó internado aunque su estado no revestía gravedad.

   “Estábamos ahí tomando una cerveza como todos los fines de semana que salimos de trabajar cuando pasó una moto. Tiraron, en la esquina se cayeron, se levantaron y se fueron”, comentó un chico que estaba en el grupo de Ojeda mientras señalaba un bolsón de arena alrededor del cual se encontraba el grupo cuando los balearon.

   Cerca de allí, sobre el césped, quedó un pedazo de la cinta de vallado policial. Contó que el muchacho salía de cursar la secundaria en una escuela nocturna cuando se quedó a tomar algo con resto y los sorprendió el ataque.

   “Esto no fue un ajuste de cuentas. Era un pibito sano, lo vimos crecer, lo único que hacía era jugar a la pelota”, añadió un vecino que escuchó los disparos desde su casa, seguidos de los gritos de desesperación de los chicos pidiendo ayuda para el traslado de los heridos.

   “Acá los transeros pagan para que maten a una persona y matan a un inocente. No sé cuántos pibes había en el grupo pero la ligaron los que no la tenían que ligar”, dijo el vecino, y agregó: “Son todos pibitos laburantes, uno pintor, el otro albañil. Por eso da mucha impotencia que hablen de un ajuste de cuentas cuando mataron a un chico sano”.

   Al lugar acudió el Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) para el levantamiento de rastros —se colectaron cinco vainas calibre 9 milímetros— y la búsqueda de testimonios. En el caso interviene el fiscal de Homicidios Luis Schiappa Pietra en reemplazo de su par Marisol Fabbro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});